GIPUZKOATIK

A pactar mayo 29, 2007

Filed under: Berriak - Noticias,Hauteskundeak - Elecciones — Gipuzkoatik @ 8:48 am

El mapa electoral ha quedado como todos sabemos y ahora es el momento de los pactos para gobernar en nuestras diferentes instituciones. Los pactos globales quedan descartados, hay que mirar la realidad de cada pueblo, de cada ciudad y de cada herrialde.

Los resultados de las últimas elecciones municipales y forales han puesto patas arriba el mapa político vasco. Las formaciones políticas tendrán que reconstruirlo en las próximas semanas y, para ello, deberán resolver antes un complejo puzzle de pactos de gobierno a lo largo y ancho de la geografía vasca, que supondrá una más que probable reedición de viejas alianzas entre PNV y PSE-EE en determinadas instituciones. Las Juntas Generales de Álava y Gipuzkoa son posibles candidatas para volver a poner en práctica esta fórmula de gobierno, así como el Ayuntamiento de Vitoria. Lo cierto es que el escenario está totalmente abierto y habrá pactos desiguales entre todas las fuerzas políticas.

Sus dirigentes hicieron ayer una primera lectura de los resultados electorales y ofrecieron algunas pistas de por dónde irán sus alianzas. En este sentido, todos reconocieron, de alguna manera, la imposibilidad de aplicar pactos globales en todas las instituciones, entre otras cosas, porque los resultados han sido bastante ajustados en determinados territorios y la casuística de cada municipio es diferente. Así, dejaron la puerta abierta a acuerdos territoriales desiguales.

En plena resaca electoral, el de ayer fue un día de análisis y recuentos. Las ejecutivas de los partidos no perdieron ni un minuto y se reunieron por la tarde en sus respectivas sedes para estudiar con serenidad, pueblo a pueblo, la avalancha de datos que dejaron los ciudadanos en las urnas. Además, comenzaron a perfilar sus estrategias para abordar un proceso de negociación de pactos que se prevé intenso e impredecible.

Desde primera hora de la mañana, la palabra ‘pacto‘ estaba en boca de todos los dirigentes políticos. El portavoz del EBB, Iñigo Urkullu, insistió en que el PNV apostará por la fórmula del tripartito con Aralar para gobernar las instituciones, “si los números dan“. Lo cierto es que los números no les dan ni en las Juntas Generales de Álava ni el Ayuntamiento de Vitoria para alcanzar la mayoría absoluta. En la Cámara alavesa, el tripartito sumaría 18 junteros frente a los 15 del PP y los 14 del PSE, mientras que en el Consistorio vitoriano, se quedarían con 9 concejales, a la par con el PP y el PSE.

En las Juntas Generales de Gipuzkoa, el PNV lograría mayoría absoluta con EA y la coalición EB-Aralar. Sin embargo, el programa de esta última se contrapone con el de los jeltzales en proyectos de gran envergadura para este territorio (puerto exterior, aeropuerto, incineradora), por lo que esta fórmula de gobierno podría quedar frustrada. Con este panorama, la formación liderada por Imaz no descartará la conformación de pactos con el PSE en Alava, casi con seguridad, y en Gipuzkoa, está por ver. Respecto a Bizkaia, que es donde el PNV ha mantenido el tipo, también tendrá que recurrir a EA y EB-Aralar para poder gobernar con mayoría absoluta.

El PNV tampoco logrará mayorías suficientes con estas dos formaciones en todos los pueblos, por lo que los acuerdos transversales podrían repetirse.

En cualquier caso, el PSE-EE tiene mucho que decir en todo esto. Ayer, el secretario general de los socialistas vizcaínos, José Antonio Pastor, no tuvo el menor complejo para afirmar que su partido se ha convertido en “la clave de la gobernabilidad“. Y no deja de tener razón. Los socialistas han sido los únicos que han crecido en número de votos y escaños en los tres territorios. Haciendo un repaso muy general, el PSE-EE se sitúa como primera fuerza en las Juntas Generales de Gipuzkoa, en el Ayuntamiento de Vitoria y como segunda, en las Juntas alavesas. Además, recupera bastiones históricos del socialismo en la Margen Izquierda, como Portugalete, Basauri y Sestao, que quedaron hace cuatro años en manos de los socialistas.

Con estos datos sobre la mesa, el propio secretario de Organización del PSOE, Pepe Blanco, despejó ayer algunas dudas importantes para la política de alianzas en Euskadi. Afirmó que los socialistas descartan pactar con el PP y con ANV. A partir de ahí, no descartó alianzas con el PNV.

Otro de los elementos a destacar en estas elecciones es, sin duda, la irrupción de ANV en las Juntas Generales de Álava y Bizkaia, y resto de municipios donde sus listas pasaron la criba de la ilegalización. Un Pernando Barrena pletórico hizo ayer en Donostia una lectura “pausada” de los resultados y los consideró “extraordinarios. “La izquierda abertzale goza de muy buena salud; pese a las ilegalizaciones, sigue creciendo y mejorando sin haber tocado aún su techo electoral“, se congratuló, al tiempo que confió en que sus resultados sirvan para mover al PNV y al PSE de su postura “inmovilista” respecto al proceso de paz.

Por su parte, la presidenta de EA, Begoña Errazti, reconoció tener un sabor “agridulce” de las elecciones, ya que así como en Gipuzkoa han logrado unos buenos resultados, en Álava y, sobre todo en Bizkaia, se han llevado un buen varapalo. Respecto a los pactos, constató que éstos serán “muy diversos, muy mezclados y con muchas siglas“. En nombre de EB-Aralar, Javier Madrazo aseguró que sólo pactarán, si se propicia un giro a la izquierda, mientras que el PP vasco se mostró dispuesto a “hablar con todos” respetando programas y “planteamientos coherentes.

EAJ/PNV. Aviso a navegantes. Aunque el PNV mantiene su liderazgo en Bizkaia, la pérdida de escaños en Álava y Gipuzkoa invita a la reflexión.

PSE-EE. El sabor de la victoria. Los socialistas han sido los ganadores de estas elecciones . Crecen en votos y en escaños. Por vez primera vez, se ponen por delante del PNV en Gipuzkoa y gobernarán Vitoria.

ANV. In crescendo. La izquierda abertzale vuelve a las instituciones con unos resultados nada desdeñables. Logra mayoría absoluta en 17 pueblos vascos y en otros 14 gobernaría en minoría o precisaría de pactos.

PP. Ajustados. El PP pierde peso en Gipuzkoa y Bizkaia, esta última uno de sus principales bastiones, mientras que en Alava gana de forma ajustada.

EA. Luces y sombras Desaparece en municipios de Bizkaia, se consolida en Gipuzkoa y se mantiene en Álava.

EB-Aralar. ¿Salvavidas?. La nueva coalición EB-Aralar no se puede quejar. No avanza a pasos agigantados, pero puede ser ‘salvavidas‘ de otras siglas.

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s