GIPUZKOATIK

¿Existe la doctrina Imaz? julio 19, 2007

Filed under: Euskal Herria,Iritzia - Opinión — Gipuzkoatik @ 6:30 am

Patxi Lázaro en Noticias de Gipuzkoa.

Si algún mérito se le puede atribuir al artículo de Josu Jon Imaz No imponer, no impedir, recibido con tanta pasión, crítica y especulaciones entre el público y la clase política, es el de haber provocado un animado debate sobre asuntos del mayor interés. Las disputas no tienen por qué ser algo negativo: con frecuencia, y de maneras sorprendentes, establecen caminos hacia la unidad más que hacia la ruptura.

Sus declaraciones posteriores han sido más matizadas. Es pronto para escarbar entre los renglones de su polémico artículo, como un augur en las vísceras de un ave, para extraer claves de futuro. Resulta banal la creencia de que el presidente del EBB esté cortejando a determinadas siglas. Nada consigue con ello: PP y PSE son partidos que carecen de una política propia en el País Vasco, y se limitan a actuar como sucursales de sus homónimos a nivel estatal. Imaz se entiende directamente con Madrid, independientemente de quién esté gobernando. La lectura entre líneas implica que desde Sabin Etxea se da por terminado el ciclo del PSOE en el poder y con él la era Zapatero. Es la única manera de interpretar ese carpetazo amable pero resuelto al frustrado capítulo de las conversaciones entre el gobierno y ETA.

A mi modo de ver, el mensaje de Imaz significa una revolución copernicana en los planteamientos tradicionales del nacionalismo vasco. El discurso del lehendakari, en la línea programática de su partido, sostiene que la solución al problema político de Euskadi -a través de la consulta popular- antecede, o por lo menos ha de ser paralela, al cese de la violencia. En la visión de Imaz es todo lo contrario: ETA tiene que dejar las armas para que la sociedad se normalice y después, sin amenazas, se pueda tratar de todas aquellas cuestiones relacionadas con la vertebración institucional de Euskadi.

Imaz asegura que estas palabras proceden exclusivamente de su puño y letra, y hay que creerle. El ya antológico escrito, bien medido, con su estequiometría conceptual y unas frases que parecen colocadas con la ayuda de un micrómetro, no es una simple ocurrencia estival, sino algo para el largo plazo. Su repercusión mediática está ya incluida en los cálculos. Pone de manifiesto la existencia de tres corrientes diferenciadas en el nacionalismo vasco: el sector tradicional de Egibar y Arzalluz, la corriente renovadora del propio Imaz y la alternativa del lehendakari Ibarretxe, a la cual con todo este tema se deja en una posición harto delicada.

Aún desconocemos que dará de sí Josu Jon Imaz, al igual que la forma en que irá evolucionando la percepción de su política desde ámbitos no nacionalistas -donde las reacciones, de puertas adentro, son desde luego bastante más complejas de lo que sugieren los mohínes oficiales de desprecio de los populares, asi como el entusiasmo oportunista y pueril de Patxi López-. No es el momento de interpretar, sino de mantenerse a la expectativa. Frank Luntz, el célebre publicista norteamericano, estuvo muy acertado cuando dijo, con una frase-resumen de toda su carrera profesional, que lo importante no es lo que uno escribe, sino lo que otros van a leer.

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s