GIPUZKOATIK

Idoia Zenarruzabeitia: "La consulta no ha impedido a los socialistas pactar con nosotros los presupuestos de Álava y Madrid" noviembre 18, 2007

Filed under: Elkarrizketak - Entrevistas — Gipuzkoatik @ 2:04 pm

Entrevista a Idoia Zenarruzabeitia en Noticias de Gipuzkoa.

Como cada final de año, la ya de por sí apretada agenda de la vicelehendakari echa humo con la llegada de la negociación presupuestaria. Saluda y, escasos segundos después, recuerda que ha iniciado ya la segunda ronda de contactos con los grupos parlamentarios. Sigue la búsqueda de apoyos, pero su semblante transmite una tranquilidad propia de quien se siente con los deberes hechos. A su trabajo en el Cámara vasca le preceden los acuerdos alcanzados con los socialistas en Madrid y Álava, dos referencias que apuntan hacia la misma dirección en el Legislativo vasco.

Aún inmersa en las conversaciones con los grupos parlamentarios, todo apunta a que renovará el pacto con el PSE. ¿Qué falta, si es que falta algo, para completar esta alianza?

A todos los grupos he manifestado la voluntad inequívoca de este Gobierno para alcanzar acuerdos. Son unos presupuestos con un crecimiento exponencial de casi un 14%, tanto en materia social como en materia inversora. Nunca hasta ahora había habido un crecimiento de estas características. Desde este punto de vista, estamos analizando lo que son las cuentas y los posicionamientos políticos de cada uno de los grupos y la posibilidad de eventuales acuerdos. Y esa es la situación a día de hoy. Mientras, se han dado una serie de circunstancias alrededor de las negociaciones, como una reciprocidad muy intensa en Álava (PSE-PNV) y el acuerdo en los Presupuestos Generales del Estado. Por eso creemos que debe existir una reciprocidad en la misma línea y en los mismos tiempos. El PSE ha quedado en hacernos una propuesta y a día de hoy no la conocemos.

El Instituto Vasco de Finanzas que contempla el Ejecutivo parece ser un escollo en la negociación. ¿Contempla variaciones para sumar el apoyo del PSE?

Fui protagonista de la comparecencia en comisión para explicar las líneas generales del Presupuesto. Hubo una solicitud de información sobre esta disposición adicional y se facilitó la respuesta, pero en los días siguientes hubo mucho ruido mediático, no provocado ni por la información que se remitió en el Parlamento ni por el posicionamiento de los grupos. Se amplificó lo que allí había acontecido y desde algún medio de comunicación se tomó posición retorciéndolo todo. En ese sentido, sólo repito lo que dije en su día: el Instituto Vasco de Finanzas no reorienta la política financiera del Gobierno, sino todo lo contrario. Supone reorganizar los instrumentos que el Gobierno ya tiene puestos en marcha y así hacer más operativa la actividad económica. La Ley de Presupuestos es el vehículo jurídico adecuado para una reorganización como la que pretendía el Gobierno mediante el Instituto Vasco de Finanzas. Tal es así que el propio Partido Socialista, en comunidades autónomas donde gobierna o ha gobernado, ha hecho lo mismo que el Gobierno Vasco pretende. Además, en este ruido mediático se quiso ligar esta iniciativa con la fusión de las cajas y algún medio de comunicación denominaba a esta iniciativa como banco público vasco , cuando no es así. Sólo se puede interpretar como ignorancia o alguna intención que yo no voy a interpretar.

Al margen del PSE, ¿qué otros apoyos confía en obtener en el proyecto de Cuentas?

Creo que hay posibilidades de aproximación con Aralar y se necesitan más reuniones para el contraste de voluntades con otros grupos.

El Tren de Alta Velocidad es una de las grandes apuestas para los próximos años, un proyecto que ha suscitado polémicas incluso en el seno del tripartito. ¿Cómo pretende enderezar este rumbo?

El programa de gobierno, firmado por los tres socios, deja claro cuál es el posicionamiento en relación al TAV. Por lo tanto, eso es algo que era conocido y pactado. Por lo demás, no sé si nos hemos dado cuenta de la importancia que tiene la consignación de estos créditos de gestión, porque es la primera vez en la historia que se activa una disposición del Concierto Económico en el sentido de que unas obras de grandes infraestructuras de las que el Estado es titular puedan tener una encomienda de gestión a los poderes autonómicos -en este caso al Gobierno Vasco- para activar la construcción de las obras. No son ingresos procedentes de los tributos concertados que aquí se recaudan, sino que son unos créditos de gestión que se irán activando vía minoración del Cupo.

Ésta es la visión económica, pero ¿cómo valora el rechazo cimentado en otros aspectos?

Todos conocemos que hay determinados grupos de la Cámara que tienen una posición crítica con la construcción de estas obras. A los grupos que mantienen esta posición les he preguntado si la postura se extiende al contenido de los presupuestos o se centra en esa consignación presupuestaria concreta y si caben otros espacios de acuerdo. Al ver que se trata de la segunda respuesta, esta vicelehendakari tiene que explorar con estos grupos qué posibilidades caben.

PNV y PSE han aparcado en Álava sus diferencias sobre la consulta planteada por el lehendakari para pactar una alianza presupuestaria. ¿Se aplicará esta misma doctrina en el Parlamento Vasco?

No he estado en las negociaciones de Álava, pero sí he oído que PSE y PNV han hecho abstracción de este asunto. ¿Qué ocurre en el Parlamento? En la presentación de los Presupuestos se habló expresamente de esta cuestión, de si existía alguna partida presupuestaria para llevar a cabo la consulta. Fui muy expresa y dije que este Gobierno no había consignado ninguna y que no lo hará hasta que el Parlamento, en junio de 2008, no dé su autorización para la consulta. Y añadí que nosotros tenemos todos los mecanismos presupuestarios para habilitarlos en pro de esta consulta. Repito que este asunto no ha impedido a los socialistas pactar con nosotros los Presupuestos en Álava y tampoco en Madrid.

¿Debo entender que el enfrentamiento en materia política no debe frenar alianzas presupuestarias?

O al menos que la reciprocidad se dé en los mismos términos, que para eso existe la reciprocidad.

Ha destacado la posibilidad de habilitar un crédito para poner en marcha la consulta si ésta recibe la autorización del Parlamento. ¿Cómo se llevará a la práctica?

Si me permite, no voy a adelantar acontecimientos porque dependerá también de cómo se formule la propuesta. Eso articulará los pasos siguientes dentro de la hoja de ruta que adelantó el lehendakari. Lo sustantivo en este caso es la propuesta y los términos de la autorización; el Presupuesto sólo acompaña.

Antes de que llegue ese momento, Zapatero concurrirá a las urnas para saber si es reelegido. De ser así, ¿será el momento de incidir de nuevo en la petición del traslado de las competencias pendientes?

Sólo puedo hablar de lo que ha ocurrido. De la legislatura de Zapatero he de decir, al menos en lo que a materia de transferencias de competencias se refiere, que la hemos pasado en blanco. Y no habrá sido por los esfuerzos de este Gobierno que, ante las prioridades fijadas por el Parlamento, ha puesto sobre la mesa desde el primer momento un decreto de transferencias. De las 37, ocho tenían especial prioridad, todas las que entraban en el paquete de instrumentos necesarios para desarrollar políticas socioeconómicas y sociolaborales. Desde el primer momento se nos aparcaron y se nos dijo que íbamos a hablar de políticas activas de empleo. Cuatro años después, nada. Lo que puedo concluir es que, además de pasar la legislatura en blanco, luego hay manifestaciones públicas cortoplacistas y de política de escaparate, y que ante preguntas como las que últimamente se están haciendo en el Senado, Zapatero diga: en cuatro meses puede estar hecha la transferencia de políticas activas de empleo. Si en cuatro años no ha sido posible, ¿cómo voy a confiar en su palabra?

¿Piensa que la situación puede variar en una segunda legislatura socialista?

Sólo sé que las reglas de juego en materia de autogobierno de transferencias dice que el primero que tiene que impulsarlas es el Estado. Y somos nosotros lo que de manera reiterada y discreta, porque así nos lo pidieron, quienes hemos ido allí una y otra vez con diferentes propuestas en materia de políticas de empleo -hasta cinco propuestas hemos puesto encima de la mesa- para que nos digan que no. ¿Qué respeto merece el Estatuto al señor Zapatero cuando todavía está incompleto? Es un discurso muy largo, pero simplemente quiero añadir que el hecho del incumplimiento del Estatuto trae consecuencias, también económicas, para la sociedad vasca. Estamos haciendo un esfuerzo considerable en materias no transferencias cuando con eso nos correspondería pagar menos en el Cupo al Estado.

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s