GIPUZKOATIK

El compromiso por unos retos inaplazables marzo 31, 2008

Filed under: Iritzia - Opinión — Gipuzkoatik @ 9:15 am


Artículo de Arturo Garcia, Pako Etxebeste, Patxi Meabe y Ramón Balenciaga en Noticias de Gipuzkoa.

El criminal atentado de ETA, el pasado 7 de marzo, contra la vida de Isaías Carrasco e, igualmente el perpetrado el pasado Viernes Santo en Calahorra, ha marcado y condicionado todo el devenir de este mes de marzo, incluido el de las elecciones generales del día 9. No creemos exagerar al afirmar que estamos envueltos en un profundo pesimismo social. Ignoramos si ETA es más o menos fuerte que en el pasado. Sí sabemos del clamor y del hastío de una sociedad que mayoritariamente rechaza esta violencia y sus prácticas mafiosas.

Con todo, la situación que estamos viviendo no es tan nueva, ni los comportamientos electorales producen cambios tan profundos en la forma de pensar y actuar de la población. Sin embargo, en un momento dado, un hecho significativo, como puede ser un atentado mortal, impacta profundamente en los sentimientos de la mayoría de la población.

Parece que estamos en un eterno retorno. Somos los mismos, hablando de lo mismo. Más polarizados y más radicalizados, si cabe. Una sociedad dolorida que se va acostumbrando a la conculcación de la dignidad de aquellos que no piensan como uno mismo y en la que una minoría significativa, radicalizada, justifica y calla ante el uso del terror como arma política.

Debido al gran número de elecciones, nos movemos en la dinámica de los planteamientos y soluciones a “corto plazo“, con una notable falta de perspectiva y una férrea terquedad en la defensa de las propias posiciones. La idea del Bien Común se ha difuminado en aras del bien privado inmediato y a cualquier precio.

Los procesos sociales y políticos son lentos. Necesitan madurar las condiciones materiales y personales para hacer avanzar a la sociedad hacia formas más humanas de progreso y convivencia como es en nuestro caso. También en la problemática referente al autogobierno, teniendo en cuenta la pluralidad de sentimientos encontrados. ¿No es este cortoplacismo la raíz del desengaño de muchos jóvenes y adultos que creyeron en cambios radicales en cortos periodos de tiempo? Aunque en las obras materiales sea relativamente fácil mensurar lo que se cumple o no, según el presupuesto y el tiempo determinado de antemano, en aquellos proyectos sociales que dicen mayor relación a cambios de actitudes o convicciones, la dificultad de acertar en los medios y de escoger los tiempos necesarios se acrecienta.

No basta lanzar campañas. Hay que concretarlas y planificarlas en el tiempo, en razón de los medios disponibles y de la inercia de las personas a las que se dirigen. La legítima propuesta del Lehendakari de dar la palabra al pueblo, es un innegable principio democrático, pero antes de su materialización nos parece importante llegar a consensos previos, fruto de cesiones de postulados políticos que no se consideran inalterables. Algo similar ha sucedido en el Parlamento Vasco referente a la cuestión sobre las víctimas. Se planteó que siendo todas ellas personas iguales y acreedoras de la máxima solidaridad y afecto, la atención debía ser diferente en algunos casos en razón de motivos sociológicos y políticos. ¿Cómo llevar esto en justicia a la práctica? Se era y se es consciente de la necesidad de un espacio prolongado de tiempo para ir subsanando los largos años de injusticia y dolor acallados.

Impulsar las bases necesarias para poner en marcha la Educación para la Paz es algo inaplazable, pero en Euskal Herria se necesita un trabajo previo. Hay muchas versiones de la realidad que necesitan clarificarse. Para un trabajo efectivo y continuado de Educación para la paz, es indispensable la participación de todos los foros educativos, desde la Enseñanza Primaria hasta la Universidad. Por supuesto, el compromiso de las familias, el de los medios de comunicación, y el de las diversas instituciones sociales y culturales de nuestro pueblo, algunas de ellas todavía inmunes a cualquier desautorización de la violencia de ETA.

Tener perspectiva y planificar, teniendo en cuenta todos estos elementos, por arduo o incómodo que resulte, es absolutamente necesario, si no queremos encontrarnos nuevamente ante un proyecto baldío. No se puede escribir en el aire.

La exigencia de la solidaridad y el respeto a la voluntad del pueblo deben estar en la base de la convivencia política. La solidaridad no puede exigirse por ley, pero sí por un principio ético. La convivencia largamente compartida con otros pueblos del Estado no puede estar ausente de las reivindicaciones de autogobierno. Las formas políticas que hagan posible la legítima reivindicación a decidir nuestro futuro, así como la colaboración solidaria con el resto del Estado, demandan una fórmula política consensuada y renovada, fruto de la sabiduría política de nuestros gobernantes. El consenso es lo contrario de la imposición y del dogma político inalterable. Sólo la flexibilidad de las partes hace posible la superación de los conflictos y la consecución de pactos políticos estables. Sin reconocimiento recíproco y cesiones mutuas, no hay pacto. Tampoco, cuando no existe ánimo de cumplirlo. Así lo demuestra la experiencia de otros países. También, en nuestro caso, esto es posible. Pero no olvidemos que los derechos humanos, individuales y colectivos, no pueden ser objeto de ningún pacto. Otra cosa es la materialización del ejercicio de tales derechos, en una coyuntura política determinada.

Anuncios
 

Aberri Eguna marzo 22, 2008

Filed under: Berriak - Noticias — Gipuzkoatik @ 11:41 pm

 

El futuro del PNV en el diván

Filed under: Berriak - Noticias,Gipuzkoa — Gipuzkoatik @ 10:49 am

El Partido Nacionalista Vasco se encuentra en plena ebullición. El mal resultado en las generales, donde fue superado por el PSE-EE en el global de Euskadi; la nueva propuesta impulsada por el presidente del partido, Iñigo Urkullu, para buscar un acuerdo con el Gobierno; y las incógnitas que se ciernen, tras esta iniciativa, sobre la consulta del lehendakari, han provocado un importante debate en los batzokis y la masa social jeltzale. Seis destacados miembros de la formación nacionalista, pertenecientes a varias generaciones de dirigentes, analizan para este periódico la situación en que se halla el partido. Cada uno con sus matices, todos coinciden en que el bipartidismo les ha perjudicado y en la necesidad de conectar mejor con la ciudadanía, y reclaman voluntad de acuerdo para la consulta del lehendakari Ibarretxe.

LAS PREGUNTAS
1¿Cuál cree que son los motivos del retroceso electoral del PNV?
2¿Qué medidas debería tomar el partido para recuperar la hegemonía perdida?
3¿Cómo debería afrontar el PNV su futuro? ¿Debería mantenerse la convocatoria de la consulta del lehendakari?

JOSÉ RAMÓN BELOKI. Diputado por Gipuzkoa en el Congreso
Debemos hacer una ITV política a fondo
1 Muy variados: La celebración de elecciones en un ambiente enrarecido por la exclusión de una alternativa electoral y el boicot a favor de la abstención; la agobiante bipolarización que, de forma acordada, han practicado PSOE y PP; la incapacidad del PNV para abrirse paso con un mensaje propio claro en este ambiente; las vacilaciones en torno a si presentarse en coalición o no; la confusión que han conseguido crear otras fuerzas sobre nuestra estrategia que no hemos sabido clarificar ni tranquilizar a los ciudadanos sobre la misma, entre otras causas.
2 Debiéramos aprovechar la sacudida electoral para, tomando como base las decisiones que hemos adoptado en fechas recientes, (la ponencia política y los nuevos órganos ejecutivos del partido) hacer una ITV política a fondo sobre nuestras actitudes a la hora de desarrollar la labor política; una repensada de muchas cosas en el nacionalismo vasco en su conjunto.
3 Ante todo, desde la unidad, fortalecida frente a quienes quieren enviarnos a la oposición. Fortalecida también en el ámbito interno en el que hemos vivido una historia reciente un tanto complicada y hasta, en casos, convulsa, especialmente en Gipuzkoa. Deberemos explicar con más precisión a los ciudadanos cuál es nuestra estrategia, consulta incluida. Me gustaría que no fuera necesaria una consulta unilateral del Parlamento Vasco para avanzar hacia la pacificación. Pero eso no se hace con el ‘no’ permanente a la negociación con un lehendakari que ha recibido un mandato para ello del Parlamento Vasco. Todos tenemos que hacer un esfuerzo.

JOKIN BILDARRATZ. Alcalde de Tolosa y presidente de Eudel
Sólo quien reconoce sus errores es capaz de corregirlos
1 Los motivos son muchos, pero hay uno que es muy claro: el PSOE y el PP han hecho una apuesta conjunta por el bipartidismo y han logrado su objetivo: han pasado del 80 al 84% del voto. Está claro que van a seguir apostando por esta vía de mutua conveniencia. Pero está claro también que el Estado bipolar que pretenden no es el real, y por tanto el resto de partidos tendremos que reorientar nuestra estrategia. Además, se puede ver claramente que en Gipuzkoa el voto nacionalista no se ha activado como en otras ocasiones.
2 La primera medida ya está adoptada y ha sido urgente: abrir una reflexión autocrítica para ofrecer una propuesta renovada a la sociedad. Sólo quien reconoce sus errores es capaz de corregirlos y el partido ha iniciado este camino. Ha comenzado rápido, como debe hacerse, pero ahora necesita tiempo y evitar las interferencias. Vivimos un momento de cambio generacional y tenemos que escuchar, reflexionar y ofrecer una nueva propuesta.
3 Son dos planos diferentes y el primero es el importante, el que condiciona el futuro. La pregunta que nos hemos autoformulado es «¿cuál es la propuesta de futuro que nosotros planteamos a esta sociedad?». Estoy convencido de que vamos a saber formular la respuesta que nos permita contar con el respaldo social para liderar esta nueva Euskadi 2020. En cuanto a la consulta, como dijo el lehendakari, las escaleras hay que subirlas una a una y estamos en el primer peldaño, el del acuerdo entre todos. La sociedad nos lo pide.

RAMÓN LABAIEN. Ex alcalde de San Sebastián
Mantener la consulta es lógico y obligado
1 Por primera vez las elecciones y la campaña mediática han quedado reducidas a un pugilato verbal, de escasa calidad intelectual, entre Zapatero y Rajoy, en el que no había sitio para las demás opciones. El PNV ha recibido los votos de su clientela fiel, ese 24/25%. Pero no ha contado con los de la masa de electores de conducta imprevisible, cuyo voto ha ido a parar al PSOE para evitar un retorno a los horrores del ‘aznarismo’. Saber si una situación de este tipo se puede dar en elecciones de ámbito vasco merece un análisis en profundidad. Ya tiene donde trabajar nuestro partido, tanto a nivel de regeneración de su aparato y de participación de sus bases, como de una autocrítica constructiva y de una fertilidad intelectual que genere mensajes claros y convincentes. Algo que se ha echado en falta en la campaña.
2 Hablar de hegemonía del PNV en unas elecciones a Cortes del Estado no tiene mucho sentido. El PNV difícilmente puede perder lo que nunca ha tenido ni tendrá, salvo que la Ertzaintza ocupe militarmente Madrid, algo improbable. Lo que debería hacer el partido es seguir siendo lo que siempre ha sido: un instrumento al servicio de la libertad, la prosperidad y la paz del pueblo vasco.
3 El lehendakari, hablando en nombre de su Gobierno, ha anunciado que mantiene el calendario de la consulta. Algo lógico y de obligado cumplimiento, tratándose de una resolución aprobada en su día por el Parlamento Vasco. Lo cual no mediatiza la conducta del PNV en las Cortes, tanto si se trata de la investidura de Zapatero como de posibles pactos. Que ello exija algún tipo de coordinación entre ambas líneas de acción parece evidente.

ASIER ARANBARRI. Alcalde de Azkoitia y portavoz del PNV en las Juntas Generales de Gipuzkoa
Hay que tomar mejor el pulso a los jóvenes
1 Destacaría tres: la extrema bipolarización del voto entre Zapatero y Rajoy. Mucha gente ante el miedo de que saliera Rajoy ha votado a Zapatero. Por otra, gran parte del electorado, sobre todo el que era menor de edad cuando se votó el Estatuto, se ha acostumbrado a los altos niveles de autogobierno y bienestar de los que gozamos. Lo ve como algo natural y ya no lo identifica con el trabajo del PNV. Por último, la sociedad vasca demanda acuerdos de amplio espectro y quizás no hemos sabido trasladar con claridad nuestra idea de nuevo acuerdo con el Estado.
2 Hay que decir que en 2001 todo el mundo no era nacionalista ni ahora todo el mundo ha dejado de serlo. Hay que ver las cosas con cierta perspectiva. Desde la humildad tenemos que seguir trabajando en la mejora de las condiciones de vida de los vascos. Pero en una sociedad mediática donde el voto tiene cada vez menos carga ideológica, hay que trabajar puerta a puerta y saber explicar el trabajo que uno hace. A más autogobierno más calidad de vida. Lo hemos hecho, pero no hemos llegado a la ciudadanía.
3 Desde la fuerza que da la unidad. Tenemos que tomar mejor el pulso a la parte más activa de la sociedad, a los jóvenes, a las clases medias, a los inmigrantes, y recuperar el perfil propio del PNV: un partido serio que trabaja por la paz desde el respeto al diferente, sin imponer pero sin que le impongan. Un partido que cree en la sociedad. Una sociedad que tiene asumida la capacidad de decidir y ve la consulta como el capítulo final de un libro que todavía no ha empezado a leer. Pero que lo quiere leer desde el acuerdo.
XABIER EZEIZABARRENA. Portavoz municipal del PNV en Donostia
La coalición PNV-EA puede ser un catalizador
1 Uno ha sido la bipolarización entre PP y PSOE y que tanto en Euskadi como en Catalunya ha pesado el voto útil a Zapatero a causa del miedo a la derecha. En Euskadi, Zapatero ha sido premiado por buscar la paz. Hay otros motivos endógenos que debemos analizar con autocrítica para asumir que hay cosas que no estamos haciendo bien. Tenemos que estar atentos a los cambios sociales e identitarios de Euskadi, especialmente en el voto joven y urbano. Tenemos que explicar que reclamamos más poder político para vivir mejor.
2 Tanto el PNV como el nacionalismo en su conjunto deberíamos renovar nuestro contrato con la sociedad con humildad y amplitud de miras. Reconociendo nuestros errores y renunciando a cualquier prepotencia. Tiene que seguir pesando nuestra base humanista y social, solucionando los problemas de quienes más lo necesitan. Tenemos que seguir siendo ejemplares en la defensa de los derechos fundamentales de todos, sin excepción. En toda esta reflexión, la recuperación de la coalición PNV-EA puede ser un elemento catalizador.
3 Las sociedades cambian y debemos adaptarnos a nuevas realidades. Queremos decidir para vivir y gestionar mejor, y convivir en la UE. En todo caso, el primer objetivo siempre fue y es un acuerdo con Zapatero y el acuerdo puede ser posible, incluso sobre la consulta, pues no existe prohibición constitucional. Si Zapatero tiene visión de estadista, estaríamos ante una ocasión histórica para plasmar, de verdad, la relación bilateral que reconoce la Adicional Primera de la Constitución a los Derechos Históricos. Y el lehendakari tiene voluntad política.

AITOR KEREJETA. Alcalde de Hondarribia
Hay que hacer la consulta y despejar el horizonte
1 En cualquier votación existen circunstancias concretas que te hacen poder contar o no con la confianza de los ciudadanos. En este caso los ciudadanos han preferido a Zapatero que a Rajoy. Esto es lo que la gente ha percibido que nos jugábamos. No ha habido posibilidad de transmitir ni ideas ni planteamientos que estuvieran fuera de ese esquema.
2 El liderazgo social te lo dan los ciudadanos cuando un partido ofrece un objetivo, un porqué y un para qué, claros. Como partido no hemos tenido, primero, tiempo para trasladar a los vascos nuestra recuperada unidad interna, y, en segundo lugar, no hemos encontrado o acertado en los cauces para explicar la iniciativa del lehendakari. Necesitamos acertar con esta cuestión que es fundamental.
3 El PNV debe empezar primero a trabajar desde dentro. Pensar entre todos cómo nos queremos presentar a la sociedad, y en segundo lugar nos lo tenemos que creer. Podemos tener prismas diferentes y éstos deben servir para confeccionar el proyecto, internamente, pero una vez decidido cuál es, todos a una. Tenemos una responsabilidad enorme en la gestión de las instituciones más importantes de Euskadi, y tenemos que saber transmitir que lo estamos haciendo bien. Respecto de la consulta, mi opinión es clara, hay que hacerla. No me importa tanto el cuándo, sino que se haga. Vayamos todos los vascos a responder como colectividad a una pregunta clara y sencilla y despejemos el horizonte para las siguientes generaciones.

 

Egibar: El PNV no debe reorientar su proyecto, sino concentrarlo en una "acción política clara" marzo 20, 2008

Filed under: Berriak - Noticias — Gipuzkoatik @ 10:32 pm

El presidente del PNV de Guipúzcoa, Joseba Egibar, considera que, tras los negativos resultados electorales de su partido, esta formación no debe “reorientar” su proyecto político, sino, por el contrario, “concretar” el que ha definido en los últimos años en una “acción política clara.

Egibar ha defendido, en una entrevista concedida a Efe, la vigencia del proyecto del lehendakari, Juan José Ibarretxe, que no tiene que modificarse por la pérdida de apoyo electoral del PNV, sino que debe ponerse en práctica, al igual que el resto de políticas sectoriales plasmadas en las ponencias del partido nacionalista.

En su opinión, la polarización ha perjudicado a todos los partidos nacionalistas y el PNV “no ha sabido” introducir en la campaña electoral una pregunta alternativa a la que definitivamente se ha impuesto: “¿Zapatero o Rajoy?“, por lo que muchos de sus votantes se han refugiado en la abstención, mientras que otros, que antes se habían abstenido, se han activado por “factores más coyunturales“, como el asesinato el ex edil socialista Isaías Carrasco.

Pese al descenso electoral, el portavoz del PNV en el Parlamento Vasco ha sostenido que las bases de “los dos elementos estructurales de presente y futuro” del País Vasco, que a su juicio son la paz y la normalización, “están sentadas” y que su partido ahora tiene que pasar a la “acción política clara” que desarrolle el “enunciado de principios” de su proyecto político.

Las elecciones generales han dicho que el suelo que tiene ese proyecto es de 303.000 votos y eso no tiene que llevar a modificarlo“, ha insistido, sino a concretarlo de manera que “la gente sepa de qué hablamos cuando hablamos de derecho a decidir“.

Egibar no descarta el acuerdo antes de junio, porque la clave “es tan sencilla” como que Rodríguez Zapatero exprese que está dispuesto a negociar sobre lo que “pueda surgir democráticamente de un pueblo“, al tiempo que ha opinado que los resultados electorales no debilitan la posición negociadora del nacionalismo, porque ésta se asienta sobre “el activo institucional vasco: el lehendakari y el Parlamento Vasco“.

No obstante, Egibar ha admitido que desde el año 2004 el PNV presenta “una tendencia a la baja, que es preciso analizar“, tras lo que ha opinado que en el electorado nacionalista se ha instalado la “reflexión” sobre la necesidad de la reunificación entre su partido y EA, tras lo que ha matizado que “no se pueden imponer los ritmos a formaciones políticas debidamente constituidas” y que “cada cual es muy libre de optar por la línea estratégica que quiera“.

 

El PSOE aprecia los cambios en el PNV, que promete flexibilidad si hay voluntad de acuerdo marzo 18, 2008

Filed under: Berriak - Noticias — Gipuzkoatik @ 10:41 am

Las citas electorales pueden marcar un antes y un después en el discurso de los partidos. El PSOE considera que así ha ocurrido en el seno del PNV tras constatar el interés de sus dirigentes para alcanzar un acuerdo con el Gobierno presidido por José Luis Rodríguez Zapatero -Urkullu prometió ayer flexibilidad si Zapatero y el lehendakari encauzaran un acuerdo-. “Una música distinta” a la que los oídos socialistas escuchaban desde las gargantas jeltzales antes del 9-M que aprecian, aunque con la premisa de que cualquier pacto que se logre entre ambas formaciones no incluirá el futuro desarrollo político de Euskadi como “moneda de cambio“.

La posición defendida por el portavoz socialista en el Congreso, Diego López Garrido, se suma a las diversas intervenciones públicas que desde los dos partidos han predominado en la última semana. Cada uno se ajusta a sus parámetros programáticos, mientras la cocina política mantiene su actividad frenética alejada de las cámaras y los micrófonos.

La Constitución es para el PSOE un marco inamovible en el que deberá encajar sin fisuras cualquier tipo de acuerdo con los nacionalistas y en este cerco no hay lugar para la consulta popular planteada por el lehendakari, Juan José Ibarretxe. López Garrido volvió a poner ayer sobre la mesa esta condición para recordar a Urkullu cuáles son las bases a cumplir para que fructifique el “interés” de los jeltzales por lograr pactos con el Gabinete de Zapatero.

Pero el presidente del PNV no considera que la iniciativa plebiscitaria planteada por el lehendakari suponga un freno al buen entendimiento con los socialistas. Según expuso ayer en una entrevista en ETB , la consulta es una propuesta del Gobierno Vasco, con Juan José Ibarretxe como máximo representante del mismo, pero “no del PNV. La diferenciación entre estos “dos planos” es determinante, en opinión del líder jeltzale, aunque no ocultó el apoyo que desde un principio ha mostrado su formación a la consulta, que Urkullu interpreta como “una oportunidad de buscar un acuerdo político“. Someter ese acuerdo a consulta es, para el presidente del PNV, la consecuencia “lógica” del propio acuerdo. Y estima que este camino se puede recorrer sin salir de los límites establecidos por la Constitución, al igual que el Estatuto de Gernika fue sometido a referéndum en las tres provincias vascas “dentro del marco de la propia Constitución, apostilló.

En su opinión, dentro del marco actual, “hay mimbres suficientes para abordar esta superación del estatus” del País Vasco, afirmó Urkullu, quien añadió que “además la Constitución, digo yo, que no será inmutable“.El líder jeltzale aseguró que su partido está dispuesto a dialogar con el PSOE de cara a un posible pacto de gobernabilidad, aunque ha vinculado el apoyo a Zapatero en su investidura como presidente del Gobierno a que los socialistas atiendan “cuestiones claves” para el autogobierno vasco como el blindaje del Concierto Económico. Con estas bases, Urkullu cree que “si hay verdadera voluntad” por parte de Rodríguez Zapatero de lograr un acuerdo con el lehendakari, los plazos que marca la hoja de ruta presentada en septiembre “pueden tenerse en consideración“.

Por su parte, el coordinador general de EB y consejero de Vivienda y Asuntos Sociales del Gobierno Vasco, Javier Madrazo, aseguró en Herri Irratia que “hay tiempo” hasta junio para la búsqueda de acuerdo entre el Gobierno Vasco y el español, porque “el problema no debe ser nunca el calendario si hay voluntad de buscar acuerdos. Añadió que “la primera promesa es la búsqueda del acuerdo” que es “cosa de dos” y, mientras el Ejecutivo autonómico “tiene voluntad” de lograrlo, mostró su “duda sobre si el Gobierno del Estado tiene voluntad de acuerdo, de sentarse a negociar y hablar” con el Gabinete de Ibarretxe.

 

Iñigo Urkullu y el lehendakari consensúan la estrategia del PNV para los próximos meses marzo 17, 2008

Filed under: Berriak - Noticias,Lehendakari — Gipuzkoatik @ 10:01 am

Hay imágenes que valen más que mil palabras. La fotografía de Iñigo Urkullu y de Juan José Ibarretxe en el receso de la Asamblea Nacional del pasado sábado, charlando distendidos es más que una simple imagen. El presidente del Euzkadi Buru Batzar (EBB) y el lehendakari del Gobierno Vasco han consensuado la estrategia del PNV para los próximos meses, que en opinión de los jeltzales deberían ser decisivos para el presente y el futuro de Euskadi. Según fuentes consultadas en la formación jeltzale, todo lo que se ha hecho hasta ahora, especialmente desde la misma noche electoral -tan amarga para el PNV-, ha sido con el consenso total de Urkullu e Ibarretxe. “Y así seguirá de cara a la búsqueda de un acuerdo con el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero“, advierte un alto cargo del partido nacionalista.

Los dos principales dirigentes jeltzales mantienen buenas relaciones desde siempre -han compartido muchas horas en el Parlamento-, pero éstas se habrían estrechado tras la designación de Urkullu como líder del partido. El contacto telefónico y personal es muy frecuente. La última semana, dedicada en cuerpo y alma a la reflexión sobre el batacazo electoral del 9-M, habría sido especialmente pródiga en contactos. Así, entre las dos reuniones del EBB y la Asamblea del sábado, el presidente del PNV y el lehendakari habrían mantenido un encuentro más bien privado para analizar cuestiones de corto y medio plazo, entre ellas la propia Asamblea.

Los mismos medios aclaran que no es que la estrategia del PNV la definan exclusivamente Ibarretxe y Urkullu, porque los demás miembros del EBB también pintan lo suyo y el funcionamiento es más modelo asambleario que presidencialista, pero sí subrayan que el grado de entendimiento y sintonía entre los dos principales rostros del PNV es muy alto. Más ahora que el viento no sopla a favor.

Ambos tienen, por ejemplo, muy claro que el principal objetivo para estos meses pasa por lograr un acuerdo con el Gobierno español. Tanto Urkullu como Ibarretxe han mantenido ya contactos telefónicos con José Luis Rodríguez Zapatero. El presidente del EBB habló con el futuro jefe de Gobierno a través del teléfono móvil de José Blanco, secretario de Organización del PSOE. Fue una charla breve, acuciada por las urgencias de la noche electoral, pero en la que el presidente jeltzale ya le dejó claro que buscan un acuerdo y que le tienen a su disposición para intentarlo. La conversación del lehendakari con su homólogo español fue más larga pero centrada en el mismo asunto: la necesidad de sentarse a dialogar y encontrar un acuerdo entre todos que beneficie a Euskadi y al Estado. Lo mismo que le ha trasladado en sus visitas a La Moncloa.

Algo que dentro tienen tan claro, no lo parece tanto fuera. En Sabin Etxea desbrozan una explicación: creen que una de las vías de agua que sus rivales políticos pretenden abrirles desde el exterior pasa por orquestar un supuesto enfrentamiento, o falta de sintonía, entre Urkullu e Ibarretxe con la consulta como epicentro. Si se repasan las declaraciones de ambos líderes nacionalistas, el intento caería por su propio peso. Tanto Ibarretxe como Urkullu han coincidido en resaltar que el momento presente es el de la búsqueda de un acuerdo, tiempo de diálogo, dejando la consulta en un segundo plano, como una consecuencia del acuerdo con el presidente español.

A finales de octubre del año pasado, el lehendakari ya dejaba ver cuál era su prioridad y su talante de cara a los meses venideros. “Estoy dispuesto a negociar la consulta y los otros pasos si Zapatero acepta mi oferta sincera de negociación“, aseguró. Urkullu también ha priorizado en todas sus intervenciones públicas la necesidad de un acuerdo amistoso con el Gobierno español que contribuya a adecuar la realidad política vasca al siglo XXI. Incluso viajó a la misma puerta del Congreso de los Diputados para aportar más fuerza a su reivindicación. Sin olvidar, eso sí, que ese acuerdo debería ser tasado al final del camino por la sociedad vasca en un referéndum.

Los socialistas defienden algo parecido, que no igual. El partido de Patxi López propone un acuerdo entre diferentes (algo que también persigue el lehendakari con su propuesta, aunque en una fase posterior), que debería ser aprobado por la mayoría del Parlamento Vasco y el Congreso de los diputados (Ibarretxe también llevará su propuesta al Parlamento, de donde salió) y, finalmente, ratificada por la sociedad en un referéndum convocado por el presidente del Gobierno español, el único capacitado para convocar este tipo de refrendos (el referéndum es, precisamente, la pancarta de meta del recorrido trazado por el lehendakari en nombre del Gobierno tripartito).

El horizonte y los resultados de las urnas dibujan un escenario propicio para una negociación en la que todos deberán dejar pelos en la gatera. Ni los socialistas disponen de escaños suficientes en Madrid para una investidura y gobernabilidad tranquilas, ni el PNV está, a tenor de los votos recibidos, en disposición de mostrarse inflexible en sus planteamientos.

 

¿Y la consulta? marzo 15, 2008

Filed under: Berriak - Noticias,GBB,Gipuzkoa — Gipuzkoatik @ 11:14 pm

En la página web del GBB han retirado el contador de los días que quedaban para la consulta.

¿Y la consulta?