GIPUZKOATIK

Diputación rescindirá el convenio si la Real no prueba que cumple con sus obligaciones septiembre 23, 2008

Filed under: Berriak - Noticias,Erreala,Gipuzkoa — Gipuzkoatik @ 5:24 pm

La Diputación Foral de Gipuzkoa resolverá el convenio del fútbol base del territorio si la Real Sociedad no puede demostrar antes del próximo martes 30 de septiembre el cumplimiento de sus obligaciones adquiridas en el mismo. Así se lo hizo saber el diputado foral de Deportes, Iñaki Galdos, a Iñaki Badiola el pasado día 15 mediante una carta que le remitió y que fue hecha pública ayer con motivo de su comparecencia ante las Juntas Generales. Galdos intervino a petición de Aralar para informar sobre el paradero de los 820.000 euros que el ente foral entregó en febrero al club txuri-urdin, a fin de que éste los repartiera en virtud de lo estipulado por el convenio en cuestión. Sin embargo, supuestamente la Real no habría llevado a cabo tal reparto.

El diputado inició su exposición de ayer marcando el pasado mes de enero, fecha en la que Iñaki Badiola accedió a la presidencia de la Real, como un antes y un después en lo que a los acuerdos vigentes del fútbol base respecta. Según Galdos, el club txuri-urdin “cumplió el convenio hasta el 31 de diciembre de 2007, y fue capaz de justificar en qué gastó el dinero“. Así, siempre atendiendo a las explicaciones del diputado, en 2007 la Real distribuyó correctamente los 820.000 euros que según lo pactado percibió: “137.000 fueron a parar a la Federación Guipuzcoana de Fútbol (FGF), mientras que los 683.000 restantes se destinaron a los clubes. De esta última cantidad, 78.000 euros se utilizaron para subvencionar determinadas publicaciones, y los 604.000 restantes revirtieron directamente en las entidades“, explicó Galdos.

El diputado de Deportes explicó que la situación cambió con la llegada a la Real de Iñaki Badiola. “A partir de enero de 2008 la situación se complica, y eso que en un principio todo fue bien. El 28 de enero Badiola suscribió el compromiso de respetar el convenio, tras lo que, el 10 de febrero, llevamos a cabo la aportación de 820.000 euros que el club debía repartir. Sin embargo, por medio de diversas entidades supimos en verano que el dinero no les había sido entregado por la Real“.

Galdos también hizo hincapié en el hecho de que el convenio contempla que a la subvención foral anual de 820.000 euros se le una otra aportación de cuantía “similar” por parte de la Real. El diputado foral destacó que este último desembolso no se ha dado en 2008, mientras que en 2007 sí se produjo una aportación de 341.000 euros por parte de la entidad blanquiazul.

La resolución del convenio del fútbol base tendría dos principales efectos, uno referido a la propia Real Sociedad y otro a las subvenciones a los clubes del territorio. En lo que a la entidad txuri-urdin respecta, la Diputación Foral de Gipuzkoa le reclamaría la devolución de “las cantidades ya percibidas” (820.000 euros) en las oficinas de Anoeta. Así se lo hizo saber Iñaki Galdos a Badiola en la mencionada misiva que le remitió el pasado 15 de septiembre.

En lo que respecta a las subvenciones a los clubes, el director de Deportes de la Diputación, Iñaki Ugarteburu, envió una carta a todas las entidades del territorio el pasado jueves informándoles de la situación. La misiva explica que, en el supuesto de que el convenio se extinga, el ente foral se compromete a hacer efectiva la subvención que supuestamente no ha canalizado la Real. Así, los 683.000 euros que anualmente han de recibir los clubes (820.000 menos los 137.000 reservados a la FGF) de la Diputación correspondientes a 2008 les serían concedidos con cargo al ejercicio de 2009. La carta en cuestión también expone que estas subvenciones se gestionarían directamente desde el ente foral, y no a través de la Real.

 

Badiola solicita la Ley Concursal julio 3, 2008

Filed under: Berriak - Noticias,Erreala — Gipuzkoatik @ 7:25 am

El Consejo de Administración de la Real presidido por Iñaki Badiola presentó ayer ante el decanato del Juzgado de lo Mercantil la solicitud para acogerse a la Ley Concursal. La documentación obra ya, por tanto, en manos de la autoridad judicial, que la examinará y en unos días determinará si acepta la solicitud, la rechaza o solicita documentación adicional.

Si el juez acepta la solicitud de acogerse al concurso de acreedores presentada por la Real, deberá dictar un auto declarando el concurso, en el que decidirá las facultades del Consejo de Administración, se nombrarán tres administradores concursales y se citará a los acreedores para que justifiquen los créditos. Badiola ha solicitado acogerse a la Ley Concursal por el procedimiento voluntario, con la intención de mantenerse al frente de la sociedad con poderes ejecutivos, aunque bajo la supervisión de los administradores concursales.

Si el Juzgado detecta alguna anomalía en la documentación dará al Consejo de Administración de la Real un plazo máximo de cinco días más para completar la información requerida. Esto es lo que le sucedió la temporada pasada al Alavés.

Entre la documentación presentada para acogerse a la Ley Concursal figura la memoria historia económica y actividad de 36 meses, la relación de acreedores, las cuentas de los últimos tres años y la memoria de los cambios significativos de patrimonio.

Cuando el juez admita, en su caso, la solicitud de la Real se iniciaría un proceso para constituir el Concurso y la administración judicial que lo controlaría o, en caso de que no admitiese el concurso voluntario, lo gestionaría directamente. Pueden pasar unos veinte días, pero todas las fuentes apuntan a que quedaría constituido antes de agosto.

A partir de entonces, se iniciaría el proceso concursal propiamente dicho, que podría prolongarse durante cinco años para intentar enderezar la situación económica del club.

La Diputación, el principal acreedor de la Real con más de siete millones de euros de deuda, ha solicitado que se le conceda uno de los tres puestos de administrador concursal, para controlar de cerca la evolución de los acontecimientos.

El ente foral ha exigido a Iñaki Badiola un plan de viabilidad «creíble», que se ajuste a la realidad deportiva y económica de la Real, lo que obligará a un ajuste radical. Si el actual presidente es incapaz de satisfacer las exigencias de Pello González tendrá que hacerse vía administradores concursales ejecutivos.

La Ley Concursal obligará a adoptar unas medidas económicas muy duras y una política clara de austeridad. La Real se verá abocada a negociar con los acreedores para reducir la deuda en un 50%, porcentaje que suele ser la quita habitual.

El club blanquiazul deberá apretarse el cinturón de forma exigente y reducir al máximo su presupuesto, que podría situarse entre los diez y los doce millones de euros para la campaña 2008/09, que son los ingresos que la Real puede generar por sí misma en un ejercicio.

El Consejo de la Real insistió ayer en su estrategia de intentar presentar la Ley Concursal como si fuera la panacea y aseguró que «el concurso de acreedores es el marco idóneo y único para la solución a los problemas patrimoniales de la Real. Lejos de suponer una amenaza para la supervivencia del club es un procedimiento que permite sanear económica y deportivamente a la entidad».

Badiola solicitó ayer la Ley Concursal y comienza un proceso largo y difícil.

 

La Real está abocada a la Ley Concursal junio 24, 2008

Filed under: Berriak - Noticias,Erreala — Gipuzkoatik @ 6:06 pm

La falta de liquidez para pagar las fichas de los jugadores provocará que la Real se acoja a la Ley Concursal. Con esta decisión, el club realista evitaría la posibilidad de perder la categoría este verano por impago a los jugadores. La fecha límite que tiene la entidad para recurrir voluntariamente a este proceso es el 3 de julio. A nadie se le escapa a estas alturas que la situación es crítica. Antes del 30 de junio está obligada a hacer frente a un pago que ronda los cuatro millones de euros en concepto de las nóminas de la plantilla. La subvención de la Diputación para la próxima temporada, que tiene previsto adelantar para ayudar, dentro de sus posibilidades, al club, no supera los 1,9 millones de euros, por lo que la Real está abocada a la Ley Concursal.

Si se analizan las conclusiones de la due diligence resulta evidente que la Real se encontraba en causa de disolución desde hace varias temporadas, al cumplir todos los parámetros para ser una sociedad en causa de disolución. La coyuntura es tan grave, que ni el hipotético ascenso, con los consiguientes ingresos que hubiese generado, habría asegurado el no entrar en la versión moderna de la suspensión de pagos.

Ayer a las 10.00 horas se reunieron en la diputación el responsable de deportes, Iñaki Galdos, el de Hacienda, Pello Gonzalez, con Iñaki Badiola y Beatriz Ugarte, secretaria del Consejo txuri-urdin. Los dos primeros desgranaron las conclusiones que habían sacado del encuentro en una rueda de prenda celebrada por la tarde. Galdos reconoció que se confirmaron sus temores y se refería abiertamente a la posibilidad de Ley Concursal: “Nuestra intención es la de ser transparentes. La primera conclusión, la más importante, es que, tal y como sospechábamos, o nos habían comunicado, y al contrario de lo que se ha dicho en los últimos días, el dinero previsto para la temporada 2008-09, por la firma de un convenio de cuatro años, no es suficiente para pagar las cantidades que hay que satisfacer a los jugadores el 30 de junio y sólo alcanzaría a un tercio de los salarios. Al no ser suficiente, la conclusión lógica es que la cantidad prevista por sí sola no puede evitar un procedimiento concursal como se dijo en la Junta de Accionistas de la Real. La subvención está prevista y aprobada. Nosotros lo que vamos a hacer es adelantar los plazos para abonar la de la próxima campaña“.

El diputado del área deportiva valoraba el esfuerzo de la institución para ayudar a la Real: “La Diputación ha manifestado su voluntad de colaborar a la Real como siempre ha hecho, es la institución que mas ha colaborado con el club a lo largo de su historia, la que más dinero le deja y, en el futuro, ha dejado clara su postura al firmar el convenio. Tenemos que señalar nuestro pesar y nuestra tristeza por el hecho de que voluntaria o involuntariamente, se haya tratado de trasladar que la Diputación era la máxima responsable para solucionar la situación. No podíamos aceptar este planteamiento. La situación es mucho más difícil de lo que pensábamos. Si Badiola considera que con unas tiendas en un aeropuerto se puede solucionar el futuro nosotros no podemos desmentirlo, pero exigiremos su cumplimiento. En la reunión nos han contado algunas de sus iniciativas. La solución no pasa por cobrar los cuatro años de subvención ahora, porque sería una irresponsabilidad nuestra“.

La Diputación baraja tres fechas claves. “El 30 de junio que es la fecha límite para pagar a la plantilla, el 3 de julio que es el tope para entrar voluntariamente en Ley Concursal y el 31 de julio, cuando lo jugadores deberán de tener saldada la deuda para evitar el descenso. Un procedimiento concursal no es un drama. Este mismo año han subido dos clubes en fase concursal. El drama es el que vive la Real en estos momentos. El recurrir a este proceso puede ser un alto en el camino o un punto de inflexión, que debería ser aprovechado para el futuro. Es una constatación objetiva, con la que evitaría el descenso. El objetivo es cimentar el futuro de la Real. Se habla del pasado, pero poco del presente y menos del futuro. Nos preocupa la crispación que se vive en torno al club, una fractura social que debemos superar porque la Real debe volver a ser el elemento de cohesión de los guipuzcoanos. Hay que encontrar la estabilidad mediante un plan de viabilidad serio, urgente, realizable, necesario y que, a su vez, sea viable, como su nombre indica“, dijo Galdos.

El mañana de la Real pasa por un plan de viabilidad de garantías para alcanzar una mínima estabilidad. El diputado de Hacienda, Pello Gonzalez, explicó los detalles de la deuda que tiene la Real: “La situación de la deuda no es preocupante, aunque hay una cantidad importante que está sujeta a un aplazamiento concedido en agosto de 2006 y que debería acabar en 2017. La deuda asciende a 5.013.729,29 euros, y los intereses que acumularía hasta 2016 que ascienden a 2.303.146,93 en total 7.316.876,32. La Real ha venido pagando puntualmente los 65.000 euros mensuales los que se había comprometido la primera parte satisfecha como corresponde a la ley. El plan de viabilidad de un club pasa por generar ingresos o reducir costos“.

El diputado se mostraba preocupado por las conclusiones de la due diligence anunciadas por Badiola en la Junta: “Se vertieron acusaciones de muchos niveles, pero en lo que se refiere a Hacienda señaló que existía una doble contabilidad, soportes sin facturas y compromisos de gestión en dinero negro, para compra de jugadores. No podemos seguir haciéndonos trampas económicas. Si la situación es de Segunda habrá que actuar de esa manera, con igualdad en gastos e ingresos. No parece lógico insuflar más dinero en las arcas del club en esta situación con previsión de Ley Concursal“.

La condición de acreedor permite a la Diputación consultar la due diligence : “Queremos revisar si se han eludido los compromisos fiscales. La Real debe ser tratada como el resto de guipuzcoanos. No nos han puesto ningún problema“.

 

La Junta rechaza todas las propuestas del Consejo junio 18, 2008

Filed under: Berriak - Noticias,Erreala — Gipuzkoatik @ 7:58 am

La Junta General de Accionistas propinó una severa derrota al Consejo de Administración de la Real al rechazar todos los puntos del orden del día sometidos a votación en la asamblea de ayer por un amplio margen.

El rechazo a las propuestas del equipo de Badiola ascendió al 57% de las acciones presentes y representadas en los dos puntos de mayor calado, la exposición de las actividades de gestión y la revocación del equipo auditor.

Iñaki Badiola ha perdido en cinco meses de gestión más de dos tercios del apoyo que tuvo para acceder a la presidencia. Si el 3 de enero recibió el respaldo de 57.004 acciones, ayer su informe de gestión se quedó en sólo 18.396, que representan el 14% del total del capital social de la Real.

Su derrota en la Junta no fue menos llamativa, puesto que su cota máxima de apoyo apenas alcanzó el 39,24% en un punto tan farragoso como la delegación de facultades para elevar a público los acuerdos adoptados y se quedó en el 34,21% en el informe de gestión.

La derrota del Consejo de Administración fue contundente en lo cuantitativo y también en lo cualitativo, puesto que los asuntos sometidos a votación no eran una cuestión baladí sino el eje mismo de su política de gestión, con la due diligence como herramienta fundamental y soporte para el resto de acciones de gobierno de la sociedad.

Del mismo modo que Iñaki Badiola logró un triunfo incontestable en enero, su posición salió debilitada de la Junta de ayer, ya que sólo cuenta con el respaldo explícito del 14% de los accionistas de la Real.

El rechazo unánime de todos los puntos del orden del día no impide que el Consejo siga en su puesto y en pleno desempeño de sus funciones, puesto que la Junta no se posicionó sobre la continuidad de los rectores de la sociedad. De hecho, el portavoz leyó el resultado de las votaciones y dio por concluida la Junta a renglón seguido, a pesar de que una accionista pidió la remoción del Consejo, sin ser escuchada. Lo cierto es que el rechazo a su gestión debilita la posición del Consejo ante sus accionistas y condiciona su futuro.

Al término de la Junta el encargado de dar explicaciones fue el portavoz del Consejo, Luis María Antoñana, en lugar del presidente, como venía siendo norma y sucedió el 3 de enero.

El rechazo a su gestión por parte del 57,43% de las acciones presentes en la Junta debilita de forma importante la estrategia que el presidente expuso pocos minutos antes a la sala para reconducir el rumbo económico crítico de la sociedad.

Iñaki Badiola había cargado en las espaldas de la Diputación, Kutxa y el Ayuntamiento de San Sebastián la responsabilidad de garantizar la supervivencia de la Real. El presidente blanquiazul admitió abiertamente que el pago de las fichas de los jugadores del 30 de este mes depende de que el ente foral ingrese a la Real una cantidad antes de final de mes y admitió que su «plan de viablidad» consiste esencialmente en llegar a un acuerdo con la Diputación y Kutxa para renegociar la deuda.

Según contabilizó en la respuesta a un accionista, son los dos acreedores principales de la sociedad, el ente foral en siete millones de euros y la caja, en ocho.
Además, el presidente colocó otra pelota en el tejado del Ayuntamiento de Donostia y su alcalde, a quien conminó a aceptar su oferta de compra del estadio de Anoeta por 17 millones de euros, como solución necesaria para reflotar a la Real.

Su derrota podría situarle en una posición de debilidad a la hora de negociar esos acuerdos para rebajar o eliminar la deuda con las instituciones, posibilidad que ya avanzó el portavoz en la presentación al admitir que en caso de que esos acuerdos no fueran posibles por algún motivo se produciría «la obligación legal de acudir al concurso de acreedores voluntario», es decir, recurrir a la ley concursal.

El presidente blanquiazul dibujó una situación económica crítica, en parte por su decisión de reformular la contabilidad de la sociedad desde la etapa de José Luis Astiazarán, auditada y aprobada por sucesivas Juntas Generales, asunto sobre el cual se pronunció en contra la Junta de Accionistas. En su discurso aseguró que «a 31 de diciembre de 2007 nos encontramos un balance muy malo, nada que ver con lo que nos dijeron. Había unos fondos propios negativos de 25 millones, a diferencia de los seis positivos que nos dijeron».

En su larguísima exposición no articuló más propuestas para solucionar la crisis que el recurso a las instituciones y los ingresos provenientes de China, que rescató para la ocasión.

Tras describir la situación en la que a su juicio estaba el club cuando se hizo cargo de la presidencia, Badiola pasó a rendir cuentas de los 166 días que ha permanecido al frente de la entidad.

Los datos económicos que ofreció se corresponden con las cifras que ayer publicaba este periódico, que no desmintió. Confirmó que el dinero que ha aportado a través de Lighthouse son los 2,33 millones del préstamo proveniente de Estados Unidos. También admitió que de ese dinero se devolvieron a Lighthouse 133.000 euros, «porque la Real no los necesitaba en ese momento». Las cifras de las operaciones de los cedidos, sus sueldos y las comisiones pagadas a los representantes coinciden con las ofrecidas ayer por este diario.

La Junta despidió con frialdad al Consejo una vez conocido el desenlace de la votación y apenas hubo manifestaciones en un sentido u otro. El Consejo anunció, como estaba previsto, su voluntad de continuar en su cargo, pero en todo caso los próximos días contribuirán a aclarar la situación. De momento, con la temporada terminada hay margen para un análisis más sosegado.

 

No pudo ser junio 16, 2008

Filed under: Berriak - Noticias,Erreala — Gipuzkoatik @ 8:11 am
 

Lunes de carnaval y el jueves a estudiar febrero 7, 2008

Filed under: Erreala,Iritzia - Opinión — Gipuzkoatik @ 9:16 am

Carta de Pako Aiestaran en Noticias de Gipuzkoa.

Me gustaría hacer referencia a la noticia que se genero el Lunes de Carnaval en relación a mi persona. Seré muy breve, porque ya manifesté mis apreciaciones al salir del club el día de la despedida, y porque considero que no debemos comparar a la Real Sociedad con una comparsa, más cercana a un episodio de salsa rosa, en el que es habitual poner frases en boca de otros, sin presentar pruebas. Sería de agradecer que si se mencionan frases que no se citan textualmente, se haga referencia al contexto, con las frases completas, ya que es muy fácil distorsionar la realidad desviando la atención de lo que realmente se habló y que no interesa contar. Nunca el carnaval sería lo mismo sin las comparsas .

Los hechos no cambian de un día para otro. Hoy no puede ser negro lo que ayer era blanco. Lo que sí puedo decir es que si hubiese aceptado el puesto en la Real Sociedad por dinero, lo que no hubiera tenido demasiado sentido sería haberme ido.

No he tenido siquiera la tentación de asumir, sólo por dinero, las decisiones de otros. Los días, por cierto, en los que he trabajado para la Real sólo me han ocasionado gastos. No he percibido un solo euro.

Acepté el cargo con la promesa de poder tomar decisiones en el área encomendada y entre ellas la elección del entrenador. No es un chantaje, sino una decisión coherente con las responsabilidades que se me prometieron. A partir del momento en que esto no fue posible, la colaboración con el proyecto concluyó.

En aquel momento realicé un último intento por resolver la situación. Lo hice por mucha gente del club y por aficionados que creyeron en mí, y a los cuales desde aquí les agradezco su apoyo, por la Real y por Oliva, al que valoro como un gran entrenador y que merece al menos ser tratado con respeto.

Él respondía, desde mi opinión, a las necesidades de la actual plantilla. Su único pecado ha sido no tener un currículum suficiente para entrenar a la Real. La experiencia me dice que un currículum no siempre garantiza resultados.

En cuanto a los cambios de criterio y opinión repentinos, sólo algunas muestras que además se reflejaron en distintos medios: he pasado en cuestión de horas de ser un técnico codiciado por los mejores clubes de Europa a ser calificado de preparador físico de forma despectiva. He pasado de ser válido para entrenar a la Real Sociedad este año, e incluso ofrecerme el cargo para la temporada que viene si estábamos en Primera, a ser considerado un profesional sin experiencia.

Son numerosos los testigos que pudieron comprobar cómo me agradecieron el esfuerzo realizado por llegar el día de las votaciones a la firma de acta del nuevo consejo. De ahí hemos derivado a perder aviones deliberadamente con el fin de llegar a un acuerdo económico del que nunca se habló telefónicamente. Y hasta a ser descalificado por alguien que me ayuda como amigo y no como representante, al que yo nunca pedí que acudiese a Madrid, pero claro está, siempre por boca de otros.

Los más carnavaleros conocen el dicho: Jueves Gordo, Viernes Flaco, Sábado regular, Domingo, Lunes y Martes Carnaval, Miércoles de ceniza y el jueves a estudiar. Se acabó el carnaval y ahora lo que realmente importa es la Real Sociedad, que necesita un proyecto deportivo serio, no solo financiero, y que cada profesional se centre en aquello que domina, todo por el bien del club de todos los guipuzcoanos.

No quisiera pasar por alto referencias a amigos que por supuesto no negaré. San Pedro llegó a negar hasta tres veces a Jesús, y yo desde aquí no solo no niego sino que me enorgullezco de tener amigos como Iñaki de Mujika, con el que tengo plena confianza y que jamás ha utilizado públicamente en su beneficio profesional nada de lo que entre ambos hayamos podido confiar.

En cuanto a El Diario Vasco , pueden ser ellos mismos los que pueden dar fe de si en algún momento yo les he filtrado alguna noticia. Desde mi llegada a San Sebastián hice hincapié en dos valores fundamentales que diferencian a los clubes: el respeto a las formas y los tiempos, algo que creo he respetado y que la Real está perdiendo a marchas forzadas.

Durante estos días he convivido entre la desilusión y el alivio. Desilusión por no haber podido llevar a cabo un proyecto en el que realmente no solo yo sino mucha gente de alrededor del club creían y con el que nos mostrábamos esperanzados. Y alivio por haberme dado cuenta a tiempo de una realidad que mi exceso de ilusión no me permitió ver en un principio, pero no es menos cierto que se puede conseguir engañar a todo el mundo una vez, a alguno durante toda la vida, pero nunca a todo el mundo durante toda la vida.

P.D. Mis disculpas al Consejo por no haber estado presente en una votación de la cual no tenía ninguna comunicación de que se fuese a producir, y para la que por lo tanto no dejé poder alguno. Igualmente disculpas por no conocer un resultado del que tampoco nadie me informó.

 

Aiestaran me chantajeó febrero 5, 2008

Filed under: Berriak - Noticias,Erreala — Gipuzkoatik @ 9:33 am

Iñaki Badiola no dejó títere con cabeza en la rueda de prensa del tupper. Durante la hora y vente minutos que duró su impactante comparecencia, el presidente analizó el mes que lleva en Anoeta, desgranó las marchas de Aiestaran e Iriarte, y repasó el resto de cuestiones de la actualidad realista.

El tema estrella fue el adiós de Aiestaran. Badiola lo contó cronológicamente: “La gran pérdida. Nos conocimos hace unos meses, me pareció una persona fenomenal y un gran profesional. Nos reunimos en Londres el 15 de diciembre y me pidió 350.000 euros brutos, por seis semanas de trabajo en seis meses. Me pareció caro, pero como quiere mucho a la Real estaba en disposición de venir. Da igual son profesionales, seguro que tienen amor al club. Posteriormente me dice que los 350.000 euros los quiere en neto“.

El presidente no tardó en arremeter con el ex del Liverpool: “En el retraso el día de la Junta: una cosa es perder aviones y otra, dejarlos pasar. El 5 de enero me dice que o dejo de hablar de Irureta o rompe la baraja. ¿Qué significa eso? La gran pérdida, el enemigo a mi lado, en casa, Irak… El 6 de enero, tras perder en el último minuto en Salamanca, yo muy cabreado y me dice: Tranquilo, que esto es bueno. El 7 de enero llamo a Oliva, 1:37 minutos, según la cuenta telefónica. He hablado con unos 18 entrenadores para aprender: Capello, Djukic, Quique, Emery y muchos más… Le comenté que no se va Coleman, que ya sabía que tenía muy buena relación con Paco y que también había otros dos candidatos. Le pregunté cuáles eran sus expectativas de sueldo y no me supo decir. Contra el Alavés ganamos en el último minuto, y Paco me dice ‘Dentro de lo bueno, lo peor“.

Badiola tampoco entendía la actitud de Oliva: “El 8 de enero, le llamo a Irureta, le pido perdón y le digo que no va a ser él. Me dice que me lo agradece y que es una pena que un preparador físico se crea en disposición de decidir sobre un entrenador que lleva 16 años trabajando en Primera. El día 13, en el Consejo de después del partido, votamos y todos menos él, decimos que Oliva no. Él erre que erre. Nos habían dicho que Oliva no lo estaba haciendo tan bien, no tiene nada que ver con Piterman, si hemos salido aquí a darnos bofetadas con todo el mundo… Coleman dimite y Paco, por su cuenta y riesgo, llama a Oliva. Este al día siguiente presenta su dimisión sin saber donde va a ir. ¿Dónde se ha visto eso? Sólo por ese detalle nunca trabajará en la Real mientras estemos nosotros. Con todos mis respetos a Oliva si entra en la ducha de los jugadores igual le violan cuatro veces. Qué naïf… (ingenuo) encima luego habla mal de nosotros. Le he llamado, quiero sentarme con él y que me explique su actuación“.

La situación se tornó en insostenible: “El día 16, recibo una llamada de Paco: ‘como en 48 horas no esté Oliva en Donostia rompo la baraja’. Llevaba una semana en Madrid, en casa de Luis García, el 18 le digo que venga y lo solucionamos y me responde que no se mueve de Madrid. En mi único día de vacaciones en tres meses, el 19, cojo el coche y voy a Madrid con su representante. Comemos juntos y me dice que su máxima ilusión es entrenar a la Real. Le digo que no puede ser, porque no tiene experiencia y le digo que se lo piense y vaya a Córdoba. Yo volví a Donostia para salir en la Tamborrada, otras cuatro horas en coche y él, ni se movió. Su representante me dijo es un impresentable y un chantajista. Tras ganar en Córdoba le mando un mensaje y a los cuarenta minutos me deja un recado en el buzón: si mañana a las 9 no está Oliva en Donostia, rompo la baraja. Al día siguiente le dije que ya no hacía falta que viniera“.

Serio y afectado, Badiola afirmó que había aprendido una lección: “Si alguien en una relación te somete a un chantaje nunca se debe ceder, hay que seguir adelante. Lo he aprendido con uno de casa, imagínense como lo voy a aplicar con los de fuera, con El Diario Vasco y la Due Diligence. Ya veremos donde está en julio, mejor para él y para nosotros. Le deseo lo mejor. Seguro que ahora filtra más cosas a El Diario Vasco