GIPUZKOATIK

«Gipuzkoa debe hacer irreversible el proceso político» diciembre 24, 2006

Filed under: Eztabaidak - Debates,Gipuzkoa — Gipuzkoatik @ 5:34 pm

Jon Jauregi, nuevo candidato del PNV a diputado general, no se cierra «a priori» a ningún pacto si respeta los derechos humanos y la voluntad vasca

Jon Jauregi -abogado, ex alcalde de Beasain y de 42 años- concede su primera entrevista como candidato del PNV a diputado general de Gipuzkoa convencido de que «hay que hacer irreversible el proceso político» y facilitar un escenario de paz y normalización con un nuevo acuerdo que respete los derechos humanos y el principio del respeto a la voluntad de la mayoría de la sociedad vasca.

– La sustitución de Gonzalez de Txabarri como candidato a diputado general de Gipuzkoa ha generado cierta polémica. ¿Cuáles han sido las razones del cambio?
– El cambio de liderazgo y de equipos humanos en las organizaciones y en las instituciones es consustancial a la consolidación y a la revitalización democrática de la vida política e institucional. Es una práctica normal y habitual en las sociedades avanzadas y en todos los ámbitos de la sociedad. No me corresponde a mí explicar las razones por las cuales el PNV ha apostado en Gipuzkoa por un cambio de liderazgo en la institución foral.

– ¿Y cuáles son sus objetivos como nuevo candidato a diputado general de Gipuzkoa por parte del PNV?
– Gipuzkoa tiene dos grandes retos para la próxima legislatura. Por una parte, en clave política es fundamental que hagamos que el proceso político que está en marcha sea irreversible y no tenga marcha atrás. Por otra parte, es fundamental que trabajemos para favorecer y establecer las condiciones para que se dé un acuerdo político que resuelva el conflicto político vasco siempre desde el respeto a los derechos humanos y a la voluntad de la sociedad vasca de decidir su futuro político en libertad. Como segundo gran objetivo, teniendo en cuenta que la sociedad guipuzcoana es una sociedad viva, con iniciativa y vanguardista, tenemos que situar a Gipuzkoa en la primera línea de innovación, competitividad, solidaridad y desarrollo, con el objetivo de consolidar y mejorar el bienestar de todos los ciudadanos.

– Joseba Egibar explicó su candidatura a la Diputación en el marco de los «nuevos tiempos» que se avecinan. ¿En qué sentido?
– Estamos a las puertas de un nuevo tiempo político que se caracteriza por el logro de la paz y la normalización política en base a un acuerdo político que respete la voluntad de la sociedad vasca para decidir su futuro y en el escrupuloso respeto de los derechos humanos de todas las personas. Creo que la sociedad guipuzcoana y la vasca están ya en esa clave y que nos corresponde a los actores políticos y a las instituciones actuar con ese compromiso de consolidar ese escenario de paz y normalización, Tenemos que consolidar esa transición de ese escenario del que venimos -caracterizado por la vulneración de los derechos humanos, por la violencia, la extorsión, de la confrontación política permanente- a ese otro escenario mucho más ilusionante que es el de la paz y el de la normalización política. En ese sentido creo que los partidos tienen que dialogar y llegar a acuerdos políticos y las instituciones y la sociedad vasca tienen que ser el motor de la transformación, y garantes de la consecución de este nuevo escenario.

– ¿Usted cree que el proceso que se avecina tiene bases sólidas?
– Tiene el mayor activo que puede tener y es que la sociedad vasca y guipuzcoana no está dispuesta a retroceder ni a renunciar al objetivo del logro de la paz y normalización política. Nos corresponde actuar con responsabilidad y decisión en aras de la consecución de este objetivo.

– ¿Qué opina de la labor del PNV en ese sentido?
– Desde el PNV se ha trabajado y trabaja con responsabilidad, intensidad y discreción, que son tres claves necesarias para que este proceso avance. Quiero remarcar la aportación y compromiso que el lehendakari Juan José Ibarretxe ha realizado en este momento político situando a la participación ciudadana como motor y como garante del diálogo y del acuerdo político.

– El presidente del EBB, Josu Jon Imaz, achaca la crisis actual al temor de la izquierda abertzale a hacer política sin la tutela de ETA…
– De lo que estoy totalmente persuadido es que la desaparición de todas las expresiones de violencia es una condición clave para que este proceso de paz avance y creo que ETA tiene que ponerse en esa clave y toda la izquierda abertzale también. En clave de normalidad política, el Gobierno tiene que crear las condiciones para que la izquierda abertzale, hoy ilegalizada, esté presente en la próxima cita electoral. Con independencia de las intenciones y decisiones de ETA, existe un conflicto político cuya resolución pasa por el respeto a la decisión de la voluntad libre y democráticamente expresada por la ciudadanía vasca. Todos tenemos que aportar lo que podamos dar. Los poderes del Estado y del Gobierno español también. La clave en términos políticos se llama respeto.

Resolver el conflicto

– ¿En qué puede liderar la Diputación de Gipuzkoa un proceso de paz y normalización? ¿Qué pasos concretos puede dar?
– La acción institucional, de los partidos y de los agentes sociales, puede aportar al proceso de paz y normalización desde tres líneas. Una pasa por poner la acción institucional y política de la Diputación al servicio de la sociedad guipuzcoana para lograr el objetivo de la paz y el acuerdo político que resuelva el conflicto político. En segundo lugar, creo que la Diputación puede comenzar a construir una nueva cultura política de diálogo normalizado entre todos los agentes políticos, sociales y culturales de este país. Desde esa cultura política se pueden construir los cimientos para una convivencia normalizada, pacífica, integrada y de reconciliación, desde el diálogo, el acuerdo y el entendimiento. Y en tercer lugar, nuestro desafío pasa también por consolidar el protagonismo de la sociedad vasca y de la guipuzcoana desde la participación directa, implicándola en el proceso y apoyando todas las iniciativas sociales que se puedan plantear para ello.

– ¿Ve viable la participación de la izquierda abertzale en las próximas elecciones forales y municipales?
– Además de viable, la veo necesaria. La izquierda abertzale tiene que jugar con arrojo, con valentía, y el Gobierno de Zapatero tiene la obligación de remover los obstáculos que sean necesarios para que la izquierda abertzale esté presente en las instituciones vascas y participe en las próximas elecciones municipales y forales. La actual situación de ilegalización constituiría un claro síntoma de anormalidad política.

– ¿En qué medida es para usted un objetivo pendiente la «construcción nacional»?
– En este momento está abierto un proceso político que tiene que abocar en un nuevo marco institucional, en la definición de una institucionalización democrática que dé cabida a la voluntad de la sociedad vasca, en el derecho a decidir libremente su futuro, en un nuevo marco en el que a su vez sea posible el desarrollo en igualdad de condiciones de las identidades nacionales que en este momento están presentes en la sociedad vasca. Hay que construir la nación vasca desde el respeto a la pluralidad de identidades.

– ¿Cree que es posible un nuevo pacto político en torno al derecho de decisión?
-El derecho a decidir del pueblo vasco es consustancial a su existencia como pueblo, y es además, un derecho democrático que asiste a toda la ciudadanía vasca. El nuevo pacto político pasa por pactar su ejercicio. Y, en este sentido, soy optimista, creo que vendrá.

El PNV y la centralidad

– ¿Sobré qué bases políticas pivota la apuesta del PNV de Gipuzkoa para la próxima legislatura?
– El PNV de Gipuzkoa apuesta por la centralidad. De cara a la próxima legislatura ese es el objetivo. Lo que hoy representa el Gobierno Vasco. Bases y estrategia políticas que persiguen la consecución de un escenario de respeto de los derechos humanos y de la voluntad de la sociedad vasca a decidir su futuro. Son y serán éstas las bases sobre las que pivotara la apuesta del PNV.

-¿Es usted partidario de un pacto foral de gobierno con Batasuna o con la izquierda abertzale?
Gobernaremos con quienes compartamos las bases políticas y principios mencionados sobre paz y normalización. Buscando además, la necesaria coincidencia programática en torno a la acción de gobierno propia de la institución foral. Ése será el eje en torno al cual pretenderemos construir la base del acuerdo político para la gestión en los próximos cuatro años.

-¿Y si el tripartito PNV-EA-EB no es suficiente?
Si el PNV, EA y la coalición EB-Aralar no es suficiente, nos obligará a hacer gimnasia política. Incluso si fuera suficiente, es necesario en este momento el ejercicio del diálogo permanente, del entendimiento y de ampliar consensos en los retos que en cada momento se le plantean a Gipuzkoa. Es una práctica que tenemos ya en el Parlamento Vasco, es un sano ejercicio democrático.

-¿En su esquema político cabe un pacto de gobierno con el Partido Socialista?
-Me reafirmo en la idea. El proceso político necesariamente obligará a realizar movimientos a todos, y en cada momento se verá qué es lo más coherente y conveniente de cara a la consecución de los retos que he apuntado anteriormente. Yo a priori, no me cierro a nada, pero los objetivos políticos son claros.

«Espero que nadie juegue el papel de Maroto ni el de Muñagorri»

A. S.

-Hay quienes piensan que nos estamos encaminando a una especie de nuevo ‘abrazo de Bergara’…
-El pacto de Bergara y la Ley Paccionada en Navarra, constituyen los exponente de cierres en falso de los conflictos políticos que tuvieron los territorios forales vascos de egoalde. El «sin perjuicio de la unidad constitucional de la monarquía española» es el fiel exponente de la existencia del conflicto político que arranca constitucionalmente en 1812 y se confirma en la Constitución de 1978. Si aprendemos de la historia, espero que nadie juegue – como menciona Egibar- el papel de Maroto, general de las tropas carlistas, ni el de Muñagorri, doble agente al servicio de Espartero.

-¿Es partidario de la unidad de acción entre las fuerzas nacionalistas?
-Soy partidario de que se sumen a la trainera todos aquellos que compartan unas bases, unos principios, que obedecen a la voluntad clamorosamente expresada por la sociedad vasca, que superan la barrera de los planteamientos partidistas.

-Usted fue alcalde de Beasain y presidente de Udalbiltza ¿Es partidario de reactivar el funcionamiento de Udalbiltza?
-Cualquier instrumento que favorezca la interrelación constructiva entre los territorios y las personas que vivimos en este país es bueno, que desarrolle sus actividades desde principios democráticos y de respeto a los derechos humanos es positivo y es interesante. Pero eso es una encomienda que corresponde a otras personas y yo ahora estoy centrado en otras obligaciones.

– El trasfondo político de su candidatura es la situación interna del PNV en Gipuzkoa. ¿Es Jon Jauregi un hombre de Joseba Egibar?
Jon Jauregi en este momento es el candidato del Partido Nacionalista Vasco en Gipuzkoa. Efectivamente en el PNV en Gipuzkoa hay diversidad de opiniones, ha habido un debate, un proceso y como culminación de ese proceso el candidato es Jon Jauregi.

– ¿Cree que las heridas internas en el seno del PNV de Gipuzkoa están ya cicatrizadas?
Si ha habido alguna herida, el reflejo de la asamblea regional de la semana pasada deja claro que he sido elegido como candidato por el 96% de los votos representados por la asamblea.

-¿Tiene adversarios dentro del PNV?
-Adversarios no lo sé, gente que opina de manera diferente puede ser.

-¿Estamos a tiempo o ya es demasiado tarde para una coalición entre el PNV y EA?
Por mi experiencia institucional anterior he tenido mucha relación con EA. Es un partido que respeto mucho, al partido, a sus militantes y a sus votantes. En este momento ellos están inmersos en un debate que hay que respetar. Lo que sí diré es que trabajaré por buscar todos los elementos, todos los puntos de colaboración que pueda con EA con el mayor nivel de intensidad que pueda.

-La última encuesta de la Diputación muestra que la coalición PNV-EA perdería la mayoría absoluta aunque su partido mantendría la hegemonía en una hipotética vuelta de la izquierda abertzale a las instituciones. ¿Algún comentario?
– La mayoría absoluta que hoy tiene la coalición PNV-EA no es real porque en las elecciones de 2003 la izquierda abertzale representada por AUB resulto ilegalizada. Las encuestas ahora, a seis meses vista de las elecciones, como las que podamos conocer a falta de un mes para las mismas, aunque marquen tendencias, siguen siendo encuestas. En todo caso, la encuesta realizada por la Diputación, refleja el liderazgo del PNV en Gipuzkoa. Sitúa al PNV en la centralidad política y social del territorio.

-Usted pasó por el trance de una enfermedad. ¿Ve la política de otra forma?
-Haber padecido una enfermedad importante te lleva ha relativizar algunas cuestiones que no son realmente trascendentales y a valorar otras que son las verdaderamente importantes. Vivo la política con ilusión, para transformar la sociedad hacia escenarios más justos y libres. Creo en la política porque creo en las personas y creo en este pueblo. Soy un hombre comprometido con lo que cree, que no le gusta la imposición y dispuesto a escuchar, dialogar y trabajar.

 

«Gipuzkoa debe hacer irreversible el proceso político»

Filed under: Eztabaidak - Debates,Gipuzkoa — Gipuzkoatik @ 5:34 pm

Jon Jauregi, nuevo candidato del PNV a diputado general, no se cierra «a priori» a ningún pacto si respeta los derechos humanos y la voluntad vasca

Jon Jauregi -abogado, ex alcalde de Beasain y de 42 años- concede su primera entrevista como candidato del PNV a diputado general de Gipuzkoa convencido de que «hay que hacer irreversible el proceso político» y facilitar un escenario de paz y normalización con un nuevo acuerdo que respete los derechos humanos y el principio del respeto a la voluntad de la mayoría de la sociedad vasca.

– La sustitución de Gonzalez de Txabarri como candidato a diputado general de Gipuzkoa ha generado cierta polémica. ¿Cuáles han sido las razones del cambio?
– El cambio de liderazgo y de equipos humanos en las organizaciones y en las instituciones es consustancial a la consolidación y a la revitalización democrática de la vida política e institucional. Es una práctica normal y habitual en las sociedades avanzadas y en todos los ámbitos de la sociedad. No me corresponde a mí explicar las razones por las cuales el PNV ha apostado en Gipuzkoa por un cambio de liderazgo en la institución foral.

– ¿Y cuáles son sus objetivos como nuevo candidato a diputado general de Gipuzkoa por parte del PNV?
– Gipuzkoa tiene dos grandes retos para la próxima legislatura. Por una parte, en clave política es fundamental que hagamos que el proceso político que está en marcha sea irreversible y no tenga marcha atrás. Por otra parte, es fundamental que trabajemos para favorecer y establecer las condiciones para que se dé un acuerdo político que resuelva el conflicto político vasco siempre desde el respeto a los derechos humanos y a la voluntad de la sociedad vasca de decidir su futuro político en libertad. Como segundo gran objetivo, teniendo en cuenta que la sociedad guipuzcoana es una sociedad viva, con iniciativa y vanguardista, tenemos que situar a Gipuzkoa en la primera línea de innovación, competitividad, solidaridad y desarrollo, con el objetivo de consolidar y mejorar el bienestar de todos los ciudadanos.

– Joseba Egibar explicó su candidatura a la Diputación en el marco de los «nuevos tiempos» que se avecinan. ¿En qué sentido?
– Estamos a las puertas de un nuevo tiempo político que se caracteriza por el logro de la paz y la normalización política en base a un acuerdo político que respete la voluntad de la sociedad vasca para decidir su futuro y en el escrupuloso respeto de los derechos humanos de todas las personas. Creo que la sociedad guipuzcoana y la vasca están ya en esa clave y que nos corresponde a los actores políticos y a las instituciones actuar con ese compromiso de consolidar ese escenario de paz y normalización, Tenemos que consolidar esa transición de ese escenario del que venimos -caracterizado por la vulneración de los derechos humanos, por la violencia, la extorsión, de la confrontación política permanente- a ese otro escenario mucho más ilusionante que es el de la paz y el de la normalización política. En ese sentido creo que los partidos tienen que dialogar y llegar a acuerdos políticos y las instituciones y la sociedad vasca tienen que ser el motor de la transformación, y garantes de la consecución de este nuevo escenario.

– ¿Usted cree que el proceso que se avecina tiene bases sólidas?
– Tiene el mayor activo que puede tener y es que la sociedad vasca y guipuzcoana no está dispuesta a retroceder ni a renunciar al objetivo del logro de la paz y normalización política. Nos corresponde actuar con responsabilidad y decisión en aras de la consecución de este objetivo.

– ¿Qué opina de la labor del PNV en ese sentido?
– Desde el PNV se ha trabajado y trabaja con responsabilidad, intensidad y discreción, que son tres claves necesarias para que este proceso avance. Quiero remarcar la aportación y compromiso que el lehendakari Juan José Ibarretxe ha realizado en este momento político situando a la participación ciudadana como motor y como garante del diálogo y del acuerdo político.

– El presidente del EBB, Josu Jon Imaz, achaca la crisis actual al temor de la izquierda abertzale a hacer política sin la tutela de ETA…
– De lo que estoy totalmente persuadido es que la desaparición de todas las expresiones de violencia es una condición clave para que este proceso de paz avance y creo que ETA tiene que ponerse en esa clave y toda la izquierda abertzale también. En clave de normalidad política, el Gobierno tiene que crear las condiciones para que la izquierda abertzale, hoy ilegalizada, esté presente en la próxima cita electoral. Con independencia de las intenciones y decisiones de ETA, existe un conflicto político cuya resolución pasa por el respeto a la decisión de la voluntad libre y democráticamente expresada por la ciudadanía vasca. Todos tenemos que aportar lo que podamos dar. Los poderes del Estado y del Gobierno español también. La clave en términos políticos se llama respeto.

Resolver el conflicto

– ¿En qué puede liderar la Diputación de Gipuzkoa un proceso de paz y normalización? ¿Qué pasos concretos puede dar?
– La acción institucional, de los partidos y de los agentes sociales, puede aportar al proceso de paz y normalización desde tres líneas. Una pasa por poner la acción institucional y política de la Diputación al servicio de la sociedad guipuzcoana para lograr el objetivo de la paz y el acuerdo político que resuelva el conflicto político. En segundo lugar, creo que la Diputación puede comenzar a construir una nueva cultura política de diálogo normalizado entre todos los agentes políticos, sociales y culturales de este país. Desde esa cultura política se pueden construir los cimientos para una convivencia normalizada, pacífica, integrada y de reconciliación, desde el diálogo, el acuerdo y el entendimiento. Y en tercer lugar, nuestro desafío pasa también por consolidar el protagonismo de la sociedad vasca y de la guipuzcoana desde la participación directa, implicándola en el proceso y apoyando todas las iniciativas sociales que se puedan plantear para ello.

– ¿Ve viable la participación de la izquierda abertzale en las próximas elecciones forales y municipales?
– Además de viable, la veo necesaria. La izquierda abertzale tiene que jugar con arrojo, con valentía, y el Gobierno de Zapatero tiene la obligación de remover los obstáculos que sean necesarios para que la izquierda abertzale esté presente en las instituciones vascas y participe en las próximas elecciones municipales y forales. La actual situación de ilegalización constituiría un claro síntoma de anormalidad política.

– ¿En qué medida es para usted un objetivo pendiente la «construcción nacional»?
– En este momento está abierto un proceso político que tiene que abocar en un nuevo marco institucional, en la definición de una institucionalización democrática que dé cabida a la voluntad de la sociedad vasca, en el derecho a decidir libremente su futuro, en un nuevo marco en el que a su vez sea posible el desarrollo en igualdad de condiciones de las identidades nacionales que en este momento están presentes en la sociedad vasca. Hay que construir la nación vasca desde el respeto a la pluralidad de identidades.

– ¿Cree que es posible un nuevo pacto político en torno al derecho de decisión?
-El derecho a decidir del pueblo vasco es consustancial a su existencia como pueblo, y es además, un derecho democrático que asiste a toda la ciudadanía vasca. El nuevo pacto político pasa por pactar su ejercicio. Y, en este sentido, soy optimista, creo que vendrá.

El PNV y la centralidad

– ¿Sobré qué bases políticas pivota la apuesta del PNV de Gipuzkoa para la próxima legislatura?
– El PNV de Gipuzkoa apuesta por la centralidad. De cara a la próxima legislatura ese es el objetivo. Lo que hoy representa el Gobierno Vasco. Bases y estrategia políticas que persiguen la consecución de un escenario de respeto de los derechos humanos y de la voluntad de la sociedad vasca a decidir su futuro. Son y serán éstas las bases sobre las que pivotara la apuesta del PNV.

-¿Es usted partidario de un pacto foral de gobierno con Batasuna o con la izquierda abertzale?
Gobernaremos con quienes compartamos las bases políticas y principios mencionados sobre paz y normalización. Buscando además, la necesaria coincidencia programática en torno a la acción de gobierno propia de la institución foral. Ése será el eje en torno al cual pretenderemos construir la base del acuerdo político para la gestión en los próximos cuatro años.

-¿Y si el tripartito PNV-EA-EB no es suficiente?
Si el PNV, EA y la coalición EB-Aralar no es suficiente, nos obligará a hacer gimnasia política. Incluso si fuera suficiente, es necesario en este momento el ejercicio del diálogo permanente, del entendimiento y de ampliar consensos en los retos que en cada momento se le plantean a Gipuzkoa. Es una práctica que tenemos ya en el Parlamento Vasco, es un sano ejercicio democrático.

-¿En su esquema político cabe un pacto de gobierno con el Partido Socialista?
-Me reafirmo en la idea. El proceso político necesariamente obligará a realizar movimientos a todos, y en cada momento se verá qué es lo más coherente y conveniente de cara a la consecución de los retos que he apuntado anteriormente. Yo a priori, no me cierro a nada, pero los objetivos políticos son claros.

«Espero que nadie juegue el papel de Maroto ni el de Muñagorri»

A. S.

-Hay quienes piensan que nos estamos encaminando a una especie de nuevo ‘abrazo de Bergara’…
-El pacto de Bergara y la Ley Paccionada en Navarra, constituyen los exponente de cierres en falso de los conflictos políticos que tuvieron los territorios forales vascos de egoalde. El «sin perjuicio de la unidad constitucional de la monarquía española» es el fiel exponente de la existencia del conflicto político que arranca constitucionalmente en 1812 y se confirma en la Constitución de 1978. Si aprendemos de la historia, espero que nadie juegue – como menciona Egibar- el papel de Maroto, general de las tropas carlistas, ni el de Muñagorri, doble agente al servicio de Espartero.

-¿Es partidario de la unidad de acción entre las fuerzas nacionalistas?
-Soy partidario de que se sumen a la trainera todos aquellos que compartan unas bases, unos principios, que obedecen a la voluntad clamorosamente expresada por la sociedad vasca, que superan la barrera de los planteamientos partidistas.

-Usted fue alcalde de Beasain y presidente de Udalbiltza ¿Es partidario de reactivar el funcionamiento de Udalbiltza?
-Cualquier instrumento que favorezca la interrelación constructiva entre los territorios y las personas que vivimos en este país es bueno, que desarrolle sus actividades desde principios democráticos y de respeto a los derechos humanos es positivo y es interesante. Pero eso es una encomienda que corresponde a otras personas y yo ahora estoy centrado en otras obligaciones.

– El trasfondo político de su candidatura es la situación interna del PNV en Gipuzkoa. ¿Es Jon Jauregi un hombre de Joseba Egibar?
Jon Jauregi en este momento es el candidato del Partido Nacionalista Vasco en Gipuzkoa. Efectivamente en el PNV en Gipuzkoa hay diversidad de opiniones, ha habido un debate, un proceso y como culminación de ese proceso el candidato es Jon Jauregi.

– ¿Cree que las heridas internas en el seno del PNV de Gipuzkoa están ya cicatrizadas?
Si ha habido alguna herida, el reflejo de la asamblea regional de la semana pasada deja claro que he sido elegido como candidato por el 96% de los votos representados por la asamblea.

-¿Tiene adversarios dentro del PNV?
-Adversarios no lo sé, gente que opina de manera diferente puede ser.

-¿Estamos a tiempo o ya es demasiado tarde para una coalición entre el PNV y EA?
Por mi experiencia institucional anterior he tenido mucha relación con EA. Es un partido que respeto mucho, al partido, a sus militantes y a sus votantes. En este momento ellos están inmersos en un debate que hay que respetar. Lo que sí diré es que trabajaré por buscar todos los elementos, todos los puntos de colaboración que pueda con EA con el mayor nivel de intensidad que pueda.

-La última encuesta de la Diputación muestra que la coalición PNV-EA perdería la mayoría absoluta aunque su partido mantendría la hegemonía en una hipotética vuelta de la izquierda abertzale a las instituciones. ¿Algún comentario?
– La mayoría absoluta que hoy tiene la coalición PNV-EA no es real porque en las elecciones de 2003 la izquierda abertzale representada por AUB resulto ilegalizada. Las encuestas ahora, a seis meses vista de las elecciones, como las que podamos conocer a falta de un mes para las mismas, aunque marquen tendencias, siguen siendo encuestas. En todo caso, la encuesta realizada por la Diputación, refleja el liderazgo del PNV en Gipuzkoa. Sitúa al PNV en la centralidad política y social del territorio.

-Usted pasó por el trance de una enfermedad. ¿Ve la política de otra forma?
-Haber padecido una enfermedad importante te lleva ha relativizar algunas cuestiones que no son realmente trascendentales y a valorar otras que son las verdaderamente importantes. Vivo la política con ilusión, para transformar la sociedad hacia escenarios más justos y libres. Creo en la política porque creo en las personas y creo en este pueblo. Soy un hombre comprometido con lo que cree, que no le gusta la imposición y dispuesto a escuchar, dialogar y trabajar.

 

Extractando que es gerundio diciembre 17, 2006

Filed under: Eztabaidak - Debates — Gipuzkoatik @ 10:16 am


Iciar Armendariz en Izaronews

.- Dicen que con mucha clase, eso sí, Egibar se quejó el miércoles en El Punto de ETB de que útimamente le invitan poco a la Casa, y sólo cuando hay “bronca”. Dicen después de verle y oirle en esta ocasión que se entiende menos todavía por qué fue vetado por sectores de la dirección del PNV para presidente del EBB. Dicen que en tiempos de liderazgos débiles, que son los de hoy y también en el PNV, pasarle a segundo plano a un dirigente como Egibar es un lujo de difícil explicación, o de una explicación evidente.

.- Dicen que Josune Ariztondo ha solicitado el traslado desde el batzoki de Sopelana al de Abando. Dicen que el traslado estaría motivado por las elecciones internas que en Abando siempre ganan los críticos y hay que empezar a tomar posiciones que todo llega. Dicen que la Ariztondo vive en Bilbao desde hace tres años y huele a chamusquina lo de su traslado ahora mismo.

 

Extractando que es gerundio

Filed under: Eztabaidak - Debates — Gipuzkoatik @ 10:16 am


Iciar Armendariz en Izaronews

.- Dicen que con mucha clase, eso sí, Egibar se quejó el miércoles en El Punto de ETB de que útimamente le invitan poco a la Casa, y sólo cuando hay “bronca”. Dicen después de verle y oirle en esta ocasión que se entiende menos todavía por qué fue vetado por sectores de la dirección del PNV para presidente del EBB. Dicen que en tiempos de liderazgos débiles, que son los de hoy y también en el PNV, pasarle a segundo plano a un dirigente como Egibar es un lujo de difícil explicación, o de una explicación evidente.

.- Dicen que Josune Ariztondo ha solicitado el traslado desde el batzoki de Sopelana al de Abando. Dicen que el traslado estaría motivado por las elecciones internas que en Abando siempre ganan los críticos y hay que empezar a tomar posiciones que todo llega. Dicen que la Ariztondo vive en Bilbao desde hace tres años y huele a chamusquina lo de su traslado ahora mismo.

 

La Y Vasca noviembre 27, 2006

Filed under: Eztabaidak - Debates — Gipuzkoatik @ 4:43 pm
Leo en el DEIA (on-line ahora que es gratuito) la siguiente carta de Francisco Javier Arrube, militante de EAE-ANV:

Me gustaría dirigir unas preguntas a los dirigentes de los partidos del tripartito y a sus “fontaneros”, en relación al contrasentido de la destrucción que año tras año van haciendo de Euskal Herria, con su delirio de grandeza, de que “Euskadi” no puede quedarse fuera del “progreso”, y que van desarrollando ese progreso a base de llenar de cemento el territorio: ¿Qué nos queda a los ciudadanos de a pie, qué opción se nos presenta, al margen de la de no votarles a Vds. en las próximas elecciones? ¿Dónde ha quedado el concepto de debate y participación social? Éstos, debate y participación social, ¿sólo son aceptados en el caso de que vayamos a favor de lo irracional? ¿Por qué oscuro motivo no se ha debatido en la sociedad al cabo de tantos años de proyecto la necesidad o no de esa “maravilla” llamada TAV que está destinada a atravesar Euskal Herria burlándose de la sociedad a la cuál dicen representar los que han decidido su construcción?

Temen, por supuesto, que la sociedad no refrende sus intenciones, ya que en cualquier caso, es discutible que porque un tren atraviese a gran velocidad Euskal Herria, con inicio y en dirección a otros lugares, ello nos coloca en el mundo futurista. ¿No será al revés, que descoloca a Euskal Herria a favor de un mundo global, que nadie ha elegido, más que el gran capital?
Lo que necesita la sociedad no es globalizar el gran negocio mundial, sino racionalizar éste, buscando salidas al calentamiento global del planeta, que amenaza con destruir el mismo en este siglo XXI. ¿Qué mundo piensan los capitalistas dejar a sus propios hijos? No sean irresponsables, y reconduzcan su alocada carrera de destrucción.

Y la verdad, no podría estar más de acuerdo con estas palabras. ¿La Y vasca nos va a librar de camiones la A-8 y la N-1? Nos venderán que es la mayor inversión en Euskadi y que los navarros en seguida se han subido al carro, que unen las capitales en media hora, etc, etc. ¿Acaso no tenemos un aeropuerto por herrialde y carreteras mil? ¿No sería mejor hacer una reordenación lógica y pensada y a poder ser consensuada con la ciudadanía?
¿O acaso lo vamos a hacer por narices? ¿Hay algún interés oculto que se escapa? ¿Algún jugoso contrato? Igual es que Marbella no está tan lejos…

 

La Y Vasca

Filed under: Eztabaidak - Debates — Gipuzkoatik @ 4:43 pm
Leo en el DEIA (on-line ahora que es gratuito) la siguiente carta de Francisco Javier Arrube, militante de EAE-ANV:

Me gustaría dirigir unas preguntas a los dirigentes de los partidos del tripartito y a sus “fontaneros”, en relación al contrasentido de la destrucción que año tras año van haciendo de Euskal Herria, con su delirio de grandeza, de que “Euskadi” no puede quedarse fuera del “progreso”, y que van desarrollando ese progreso a base de llenar de cemento el territorio: ¿Qué nos queda a los ciudadanos de a pie, qué opción se nos presenta, al margen de la de no votarles a Vds. en las próximas elecciones? ¿Dónde ha quedado el concepto de debate y participación social? Éstos, debate y participación social, ¿sólo son aceptados en el caso de que vayamos a favor de lo irracional? ¿Por qué oscuro motivo no se ha debatido en la sociedad al cabo de tantos años de proyecto la necesidad o no de esa “maravilla” llamada TAV que está destinada a atravesar Euskal Herria burlándose de la sociedad a la cuál dicen representar los que han decidido su construcción?

Temen, por supuesto, que la sociedad no refrende sus intenciones, ya que en cualquier caso, es discutible que porque un tren atraviese a gran velocidad Euskal Herria, con inicio y en dirección a otros lugares, ello nos coloca en el mundo futurista. ¿No será al revés, que descoloca a Euskal Herria a favor de un mundo global, que nadie ha elegido, más que el gran capital?
Lo que necesita la sociedad no es globalizar el gran negocio mundial, sino racionalizar éste, buscando salidas al calentamiento global del planeta, que amenaza con destruir el mismo en este siglo XXI. ¿Qué mundo piensan los capitalistas dejar a sus propios hijos? No sean irresponsables, y reconduzcan su alocada carrera de destrucción.

Y la verdad, no podría estar más de acuerdo con estas palabras. ¿La Y vasca nos va a librar de camiones la A-8 y la N-1? Nos venderán que es la mayor inversión en Euskadi y que los navarros en seguida se han subido al carro, que unen las capitales en media hora, etc, etc. ¿Acaso no tenemos un aeropuerto por herrialde y carreteras mil? ¿No sería mejor hacer una reordenación lógica y pensada y a poder ser consensuada con la ciudadanía?
¿O acaso lo vamos a hacer por narices? ¿Hay algún interés oculto que se escapa? ¿Algún jugoso contrato? Igual es que Marbella no está tan lejos…

 

¿Para cuándo los campos de golf en Gipuzkoa? noviembre 26, 2006

Filed under: Eztabaidak - Debates,Gipuzkoa — Gipuzkoatik @ 5:03 pm

Me parece muy bien que tratemos los asuntos de Gipuzkoa.

Y al igual que Feli, me alegro de que os hayáis acordado de mi para participar en este blog conjunto.

Pero me gustaría que no solo fuera en clave de angustia nacional, que es la manera como algunos quieren hacer la que llaman la “Construcción nacional”.
No sé si le habéis leído hoy en “El Mundo” a Guillermo García, Presidente de la Federación vasca de Golf, que dice que hay en Euskadi 18.200 federados al golf y que después de la caza y el baloncesto, es la federación que más miembros tiene y que en Gipuzkoa no hay un solo campo de golf púbico.
A mí que me interesa el golf, alguien me puede decir que a los que nos gusta este juego, ¿ nos va a hacer caso?.
Robin Mendaro