GIPUZKOATIK

Derogan el decreto que fijaba el Impuesto de Sociedades en el 28% enero 10, 2008

Filed under: Berriak - Noticias,Impuesto de Sociedades,Markel Olano — Gipuzkoatik @ 12:28 pm

El pleno de las Juntas Generales (JJGG) de Gipuzkoa ha derogado hoy, como era previsible, el decreto sobre el Impuesto de Sociedades que fijaba el tipo en el 28% y que había sido aprobado por la Diputación el pasado 29 de diciembre con los únicos votos del PNV y la oposición de sus socios de EA.

Se cumple de esta manera el guión anunciado, ya que todas las formaciones salvo el PNV habían adelantado insistentemente su rechazo a convalidar en las JJGG un decreto que situaba el Impuesto de Sociedades guipuzcoano en el 28%, un tipo que había sido rechazado por esta cámara con anterioridad.

En el pleno celebrado esta mañana, el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, ha defendido la aprobación del decreto para salvar “una situación de desarmonización que perjudique” a las compañías de la provincia, así como para hacer desaparecer la “incertidumbre” y dar “seguridad jurídica” a las empresas, evitar el “descrédito” del sistema tributario, e impedir que Gipuzkoa “se constituya en una fuente de alimentación de una crisis mayor” al no coincidir en su tipo impositivo con el resto de territorios vascos.

En el turno de intervenciones en contra del decreto, EA, socio del PNV en la Diputación, ha reiterado, a través de su portavoz, Joxan Rekondo, su rechazo a convalidar esta norma que, en su opinión, no responde a la necesidad “extraordinaria” y de “urgencia” que requiere su aplicación. Pero se ha mostrado dispuesto a alcanzar este año un acuerdo que, entre otras cosas, permita resolver las “graves discrepancias” existentes actualmente entre PNV y EA.

El portavoz del PSE-EE, Miguel Buen, ha acusado a Markel Olano de haberse puesto “por montera” su decreto en las Juntas Generales que le nombraron diputado general, al tiempo que le ha pedido que “no reparta las culpas” entre todos los grupos políticos por que no se haya producido un acuerdo sobre este asunto.

El juntero del PP, Juan Carlos Cano, ha recalcado asimismo que el decreto de Olano constituye un “fraude de ley” que supone un “desprecio” a las JJGG y un intento de “conculcar” el autogobierno guipuzcoano y hacerlo “saltar por los aires” con una “patente de corso” concedida a Olano por la dirección del PNV y la Diputación de Bizkaia.

La miembro de EB, Arantza González, ha afirmado que el decreto responde a un intento de “imponer una norma por la puerta de atrás” y comparte la opinión de que “significa burlar la soberanía de las JJGG, mientras que la procuradora de Aralar Rebeka Ubera ha recalcado que su grupo no acepta “de ninguna manera” que el PNV “haya adoptado caciquilmente por decreto el tipo de 28% en contra de lo que decidieron en su día las JJGG“.

La polémica sobre el Impuesto de Sociedades de Guipúzcoa continuará mañana en la Junta de Portavoces de las JJGG, donde los distintos grupos deberán posicionarse sobre si instan o no a la Mesa de esta institución a interponer un recurso contencioso administrativo contra el decreto derogado hoy.

Anuncios
 

Las Juntas rechazarán el jueves en Pleno el decreto de Olano del Impuesto de Sociedades enero 7, 2008

Filed under: Berriak - Noticias,Impuesto de Sociedades — Gipuzkoatik @ 7:22 pm

El 2008 comienza como acabó el 2007, con el culebrón del Impuesto de Sociedades en primera línea de fuego. El decreto que Markel Olano aprobó el 29 de diciembre para que las empresas guipuzcoanas tributaran en 2007 con un tipo general del 28% se enfrenta el jueves al primer obstáculo del año: su convalidación en Juntas Generales. No se prevén sorpresas. PSE, EA, PP, EB y Aralar unirán sus votos para derogar en Pleno el decreto. El resultado de la votación no tendrá efectos prácticos sobre la reforma, pero sí supondrá un nuevo varapalo político para el diputado general.

La cita será el jueves, en la sede de las JJ GG en Miramón, pero hace ya semanas que Markel Olano tiene asumido el rechazo de todos los grupos, con la lógica excepción del suyo, a su decreto. A finales de diciembre, PSE, EA, PP, EB y Aralar firmaron una propuesta de resolución donde se instaba a Olano a no llevar a cabo el decreto. Una vez que el diputado general optó por dar el paso, el jueves llegará la votación sobre su convalidación.

El coste político que supondrá la derogación del decreto también es algo que tiene asumido el diputado general. Olano sabe que la derogación no tumbará su gran objetivo: la armonización fiscal. Es decir, lograr que las empresas de Gipuzkoa tributen como las de Álava y Vizcaya. “La derogación no tiene un efecto de nulidad de pleno derecho del decreto“, explica Olano. Otros expertos no lo tienen tan claro. “Tendría efectos retroactivos y dejaría sin efecto la norma“, apuntan.

Si ese obstáculo al que se enfrenta el jueves el decreto parece “salvable“, mucho más complicado se presenta el que vendrá después. El PSE propondrá a la Mesa que inste a las Juntas a interponer un recurso contencioso administrativo contra el decretro foral-noma. La propuesta del PSE, a la que el PP anunció ayer su respaldo, podría revocar el decreto en caso de que los tribunales lo declararan ilegal. En ese caso, las empresas guipuzcoanas acabarían tributando en 2007 al 32,6%, muy por encima del 28% vigente en Álava y Vizcaya.

En una entrevista concedida a este periódico, el diputado general anunció que consideraría “muy grave” que un partido recurriera a los tribunales para que las empresas tributaran al 32,6%.

La respuesta del PSE-EE no se hizo esperar. “Resulta escandaloso que el diputado general intente trasladar a la opinión pública la idea de que existe una responsabilidad compartida por parte de todos los partidos políticos en todo este embrollo. Olano es el único responsable de lo que está sucediendo por su extrema debilidad y su actitud sumisa ante las jerarquías del PNV“, señalaba ayer Miguel Buen.

A juicio del portavoz del PSE, el Impuesto de Sociedades “va a tener una solución muy difícil” por la “prepotencia y obcecación” del diputado general, Markel Olano, y del PNV.
La portavoz del PP, Regina Otaola, se unió ayer a las críticas de los socialistas. “Lo realmente grave es la incapacidad total y absoluta de Olano para buscar consensos, no sólo con su socio de Gobierno sino con el resto de partidos, para aprobar una reforma que además de competitividad a las empresas les aportara seguridad“. Ahora la cantinela es decir que hay que ir hacia una reforma integral del Impuesto, que se acerque más a la media europea del 24%. ¿Pero con quién va a sacar el PNV esa reforma integral? ¿Con EA, que no quiere bajar del 30%; con EB, que quiere subirlo, o con el PSE, que considera que el 30% es ya un tipo guay?“, se preguntó la portavoz del PP.

 

Estamos analizando la legitimación e idoneidad de recurrir el decreto ante la Justicia enero 3, 2008

Filed under: Elkarrizketak - Entrevistas,Impuesto de Sociedades — Gipuzkoatik @ 11:53 am

Entrevista a Iñaki Galdos en Diario Vasco.

El presidente de Eusko Alkartasuna de Gipuzkoa, Iñaki Galdos, quiere insuflar sosiego y dosis de responsabilidad a la crispada situación generada tras la aprobación vía decreto del Impuesto de Sociedades. En ese contexto de “no añadir más leña al fuego“, su grupo juntero no ha decidido aún si apoyará la propuesta del PSE de instar a las Juntas Generales a que recurra ante los tribunales dicho decreto. Y es que está analizando, por un lado, la “legitimación de las Juntas para recurrir una decisión del Ejecutivo, y por otro lado, la idoneidad política de la medida“.

– EA anunció que se uniría a cualquier iniciativa para que el decreto no tenga efecto. ¿Apoyará la la propuesta del PSE de instar a la Mesa de las Juntas Generales a que recurra el decreto ante los tribunales?
– Hemos anunciado que en el momento en que se proponga la ratificación en Juntas Generales del decreto de norma nosotros votaremos a favor de su derogación. Es evidente que existe una discrepancia en torno a las consecuencias que tendría tal derogación. Si bien es cierto, que existe una mayoría de expertos que abogan que la derogación tendría efectos retroactivos y dejaría sin efecto la norma, hay quien opina que tal derogación únicamente tendría un efecto político que no iría más allá.

– ¿Y qué postura van a adoptar respecto a la propuesta del PSE?
– Esa es otra cuestión diferente. En estos momentos estamos estudiando qué hacer, porque existen dudas respecto a la legitimación activa de que un parlamento como el nuestro pueda recurrir decisiones del ejecutivo. Y también tenemos que analizar con serenidad la bondad de estas propuestas. Porque también observamos con preocupación que las Juntas Generales recurran ante los tribunales podrían tener un efecto que nosotros tampoco desearíamos con otra serie de medidas del ejecutivo. Por lo tanto, en estos momentos estamos analizando primero la legitimación pero también la idoneidad de la misma. Si EA tiene algo claro en esta cuestión, como en otras, es que debemos aportar grandes dosis de sosiego y responsabilidad.

– ¿Creen que ya ha habido bastante confusión y crispación?
– Asumiendo que la clase política no ha estado a la altura de las circunstancias, reivindico para EA una coherencia y un sentido de la responsabilidad que está fuera de toda duda.

– ¿EA está intentando realizar un ejercicio de responsabilidad y mirar más al futuro que al pasado en esta cuestión?
– Me gustaría aclarar que de cualquier manera, el recorrido legal del decreto no depende de la actitud que adopten las Juntas Generales. Quiero decir, que la jurisprudencia que tenemos encima de la mesa, como son la sentencia del Tribunal Constitucional respecto a un decreto ley en Madrid, y la del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, respecto al IBI de Álava, tanto uno como otro decreto fueron luego ratificados por amplia mayoría en sus respectivos parlamentos. Por lo tanto, el recorrido legal no depende de ninguna manera del hecho de que sea ratificado o revocado en Juntas. Nosotros vamos a tener un gesto político de exteriorización de una discrepancia de la manera de proceder de parte del Gobierno Foral.

– ¿EA está más molesto por las formas del decreto que por el contenido del mismo?
– Sinceramente a nosotros nos ha disgustado que se haya procedido de esa manera, pero a su vez tenemos que ser lo suficientemente responsables para mirar al futuro, porque Gipuzkoa tiene ante sí retos muy importantes. Desde luego que los diputados de EA, con el apoyo de su grupo juntero, están absolutamente dispuestos a continuar con la labor de poner en marcha proyectos para la Gipuzkoa del futuro.

– Pero no me va a negar que se han sentido traicionados o maltratados por sus socios de Gobierno.
– Es evidente que aquí ha habido un problema y algunas cuestiones que nos han irritado de manera especial. Nos ha molestado que algunos agentes económicos trataran de reducir esta cuestión a una dialéctica entre quienes supuestamente abogaban por una armonización y los que no nos preocupaba una armonización, cuando hemos dicho por activa y por pasiva que EA es el que con mayor ahínco ha defendido la armonización fiscal en la CAV. Cuestión diferente es que algunos hayan entendido la armonización como una imposición de un partido o de una diputación foral en concreto sobre los otros partidos o diputaciones forales, o que algunos en una concepción de país más acorde con lo que debe ser la Euskal Herria del futuro aboguemos por una armonización por la vía del Parlamento Vasco, tal y como por otra parte dibuja la Ley de Armonización. Nos ha irritado, porque nada más lejos de la realidad que tratar de visualizar esta pelea como una dialéctica entre armonizadores y desarmonizadores.

– ¿Y…?
– También nos ha molestado que se tratara de unir el destino del decreto a una reforma integral del Impuesto de Sociedades, cuando ha sido precisamente EA quien ha manifestado desde hace meses su deseo de que existiera una reforma integral del Impuesto de Sociedades. Lo que sucede es que hay que abordarla de todos modos y no entendemos que dicha reforma deba depender de nuestro apoyo a un decreto que no debíamos apoyar.

– El diputado general ha justificado la urgencia del decreto en que había que aprobar una norma armonizada. Pero hay quien señala que la armonización también se entiende como una presión fiscal equivalente. ¿Cómo lo ven?
– De hecho, en estos momentos existen diferentes proyectos de Impuestos de Sociedades en los tres territorios. Sobre la armonización quisiera, en primer lugar, reivindicar la capacidad del Parlamento Vasco de armonizar. Eso está fuera de toda duda y esa posibilidad existe. Lo que no alcanzo a entender es que un partido como el PNV que tiene un proyecto de país se niegue a que este tema llegue al Parlamento Vasco. Yo creo que es una foralidad mal entendida, que yo, con todos los respetos, no entiendo en un partido abertzale. En segundo lugar, nosotros estamos advirtiendo que habiendo aprobado en Consejo de Gobierno el proyecto de norma foral, si se tiene en cuenta que la carga fiscal de los proyectos de los tres territorios era prácticamente idéntica, y de que existía un compromiso de emprender una reforma integral inmediatamente, no entendemos ese empecinamiento de no ratificar en Juntas lo que el PNV aprobó en Consejo de Gobierno.

– Y el resultado puede ser que los empresarios quizás terminen pagando un 32,6%.
– Lo más preocupante de toda esta cuestión es que se puede dar esa parodoja, que las empresas guipuzcoanas tengan que tributar al 32,6% con una norma foral antigua, que esa sí que no responde a los objetivos de competitividad que todos teníamos. Pensamos que ha sido una jugada de alto riesgo. Se puede dar la triste paradoja de que con esta maniobra el efecto sea justo el contrario de lo que querían conseguir y que la desarmonización sea mayor. Nosotros hemos advertido por activa y por pasiva que si eso sucede no nos sentiremos responsables de que haya sucedido porque dijimos desde el principio que no apoyábamos esa estrategia, que ha sido rechazada por la mayoría del arco parlamentario y únicamente ha sido apoyada por Adegi.

– El diputado general ha señalado que vería muy grave que un partido recurriera ante los tribunales.
– Tampoco podemos caer en el error de ver el mundo al revés. Aquí, quien ha aprobado un decreto no hemos sido nosotros. Por lo tanto, yo entiendo que hacer una lectura equivocada es tratar de desviar el tiro y echar la culpa a quien denuncia lo que calificamos como un error político y de dudosa legalidad y no fijarte en quien ha cometido ese error. No admitimos que se trate de cargar tintas contra aquellos que desde el principio hemos sido coherentes.

– ¿Cree que se van a dar las condiciones necesarias para que se apruebe este año una reforma integral del Impuesto de Sociedades?
– La reforma integral es absolutamente necesaria. Hay que aprovechar estos momentos de crisis para percibirlos como una oportunidad para resolver problemas importantes. Tenemos que tener la suficiente capacidad entre todos de reformar el Impuesto de Sociedades y aprobar uno nuevo, que suponga un nuevo paso en favor de la competitividad y de las nuevas necesidades de la economía vasca. Pero habrá que aprender de los errores del pasado y no podemos aceptar que las reformas se hagan en órganos que lejos de mirar la composición de las cámaras forales o la pluralidad vasca representada aprueben proyectos que luego tengan difícil o imposible recorrido en sus trámites de aprobación. Algunos deben aprender de los errores del pasado y no confundir imposición con armonización, ni negociaciones con imposiciones.

 

Vería muy grave que un partido recurra a los tribunales para que las empresas tributen al 32,6% diciembre 31, 2007

Markel Olano se ha echado sobre sus hombros la responsabilidad de aprobar la reforma del Impuesto de Sociedades de Gipukoa a través de una medida tan impopular como es un decretazo. “No ha habido presiones del Gobierno Vasco ni de ningún diputado general de Álava o Vizcaya. La decisión es mía y de los diputados del PNV“, apunta. Olano justifica en esta entrevista todos los pasos que ha dado su grupo, incluido el controvertido rechazo a su propio proyecto foral, en aras de salvaguardar un fin mayor: la armonización. “La norma aprobada en Gipuzkoa no podía activar una crisis política que afectara al conjunto de Euskadi“, subraya. Mientras, insiste en que las empresas de Gipuzkoa podrán tributar en 2007 al 28% gracias al decreto. “Consideraría muy grave que un grupo político acuda a los tribunales para que las empresas tributen al 32,6%“, avisa.

– En las últimas semanas todo el mundo ha opinado del Impuesto de Sociedades menos el diputado general. ¿En el plano personal, cómo ha vivido este tema Markel Olano?

– Yo lo definiría como una cuestión heredada que supone un lastre importante para este Gobierno. Por lo demás, tengo que hacer un valoración magnífica del comienzo de legislatura. Creo que en pocos gobiernos se han producido en tan pocos meses unos avances y unos establecimientos de bases tan importantes como lo hemos hecho nosotros en la Diputación de Gipuzkoa. Hemos elaborado ya el plan de gestión para la legislatura y aprobado los Presupuestos del primer año de mandato, que eso marca, en base a mi experiencia política, el conjunto de la legislatura. A su vez, también hemos sentado las bases para el plan extraordinario de gestión. Por ello, la reforma del impuesto ha supuesto un lastre que hemos tenido que gestionar con todas las voluntades y dedicación posible, aunque sin poder llegar a buen puerto.

– Habla de Presupuestos, de plan de gestión, pero sin embargo la primera norma de importancia que tiene en sus manos ha salido como ha salido. Nome negará que a eso precisamente no se le llama empezar con buen pie…

– Lo que sucede es que no es una norma que nosotros hayamos gestionado desde el principio. Esa norma fue aprobada en Álava y Vizcaya a principios de año, y en Gipuzkoa salió adelante en Consejo de Diputados con la abstención de EA. Posteriormente el diputado general se vio obligado a retirar el proyecto. En ese sentido hay una discrepancia abierta entre PNV y EA desde la pasada legislatura. En todo caso lo que nosotros no hemos podido es cerrar el debate. Durante estos meses ha habido una concatenación de pasos que han enquistado y dificultado la negociación. Yo creo que esto también tiene una lectura alternativa. Nos hemos dado cuenta de que se trata de un debate de país y, por lo tanto, tengo esperanzas de llegar a buen puerto con un esquema que resuelva la desarmonización y lleguemos a una unidad fiscal estable para los próximos años. Confío en que ese acuerdo integral lo consensuemos en los próximos días.

– Hablemos de responsables o de culpables. ¿Lo ha sido el diputado general? ¿EA? ¿La oposición?

– Cuando una norma no es aprobada en Juntas Generales es una responsabilidad del conjunto de las fuerzas. Estábamos ante una situación de vacío, con un tipo general del 32,6%, que mantenía una desarmonización. Con lo que implica además un diferencial de 4,6 puntos en el tipo general con respecto a Álava y Vizcaya. Ese era el peor de los escenarios y fue la fotografía que quedó tras el pleno de Juntas del 5 de diciembre. Es cierto que se rechazó el proyecto de la Diputación y, por tanto, el Ejecutivo tiene la responsabilidad de no haber logrado apoyos suficientes. Por supuesto que no estábamos contentos con esa situación y está claro que debemos hacer autocrítica. Pero el resultado final es que tampoco ha habido una norma alternativa aprobada, con lo que al final se mantuvo la peor de las situaciones. Nosotros respondimos ante ese escenario con una fórmula como el decreto, que era la única alternativa.

– ¿Cuándo llega el PNV a la convicción de que el decreto es la única alternativa posible?

– Yo creo que existían varias posibilidades diferentes. Estaba la opción de aprobar una norma de lectura única. Pero cuando se formularon esas ofertas desde el PSE o desde EA, pivotaban sobre una propuesta desarmonizadora. No se ha querido consensuar el tipo, por lo que estábamos en las mismas. Para nosotros el requisito clave y fundamental era la armonización. La norma aprobada en Gipuzkoa no podía activar una crisis política que afectara al conjunto de Euskadi.

– ¿Confía en la validez legal del decreto?Me refiero a que usted lanza un categórico mensaje de tranquilidad a las empresas.

– Sí, por supuesto. Las empresas en Gipuzkoa tributarán en 2007 con los tipos que establece el decreto normal, que entrará en vigor hoy.

– Si las Juntas rechazan el decreto no ocurrirá nada. Y si se acude a los tribunales usted se basa en la urgencia del decreto para defender su legalidad. ¿No resulta difícil de creer que un tribunal admita la urgencia cuando ha habido todo un año para aprobar la norma y cuando se ha llevado a votación a las Juntas Generales, es decir, cuando su tramitación ha seguido un proceso normal?

– Ha sido un proceso largo que acabó con un proyecto rechazado en el Pleno del 5 de diciembre. Ese texto fue devuelto a la Diputación a mediados de este mes, por lo tanto cualquier otro tipo de fórmula para poner en marcha otro proceso en Juntas Generales era inviable. Además, tenemos claro que es una urgencia justificada debido a esa disposición normativa que nos impide la desarmonización. La urgencia se sostiene en que teníamos que aprobar una norma armonizada, algo que no se daba.

– ¿Cree firmemente que un tribunal entendería ese argumento?

– Sí, está establecido por ley la necesidad de la armonización.

– ¿Y si al final se falla en contra del decreto y las empresas tienen que tributar en 2007 al 32,6%?¿Quién será el responsable?

– Nosotros vemos con normalidad que se acuda a los tribunales, pero yo resaltaría la gravedad de ese paso, que podría redundar en un perjuicio importante para las empresas de Gipuzkoa. Hablamos de un diferencial en el tipo general de 4,6 puntos, pero las pymes han visto cómo el cociente se reduce 8,5 puntos. Por lo tanto, el hecho de que una formación política tome la decisión de acudir a los tribunales para mantener esta situación del 32,6% es muy grave. Sería un gran agravio para las empresas guipuzcoanos, que redundaría en la pérdida de competitividad.

– ¿Según usted, entonces, el responsable sería quien pone en marcha el proceso judicial y no quien aprueba un decreto que al final la Justicia considera ilegal?

– Yo no contemplo la posibilidad de que las empresas tengan que tributar al 32,6%. Estoy firmemente convencido de la seguridad jurídica del decreto normal. Tenemos perfectamente establecida la urgencia de esta norma, que es la cuestión que han tenido en cuenta los tribunales para echar atrás otros decretos, como el del IBI de Álava. Los servicios jurídicos de la Diputación nos confirman, sin ninguna duda, la urgencia del decreto.

– Como todo buen culebrón, ¿podemos hablar de traiciones?¿El PNV ha traicionado a EA o EA al PNV? Me refiero fundamentalmente al Pleno del 5 de diciembre donde su partido votó en contra del proyecto formal ante la sorpresa de toda la Cámara.
– Cada cual ha dado los pasos que ha considerado más adecuados para que su posición salga adelante en un ambiente de discrepancia. Lo que tenemos que corregir es esa discrepancia. Yo no utilizaría palabras como traición. Hablaría de que cada cual ha seguido sus pasos para conseguir sus objetivos. ¿Que son discutibles? Puede que sí. ¿Deseables? Seguro que no.

– ¿Por qué en las diferentes comisiones el PNV dejó con su abstención que el proyecto foral llegara al Pleno del 5 de diciembre para luego rechazarlo?¿Quería ganar tiempo?

– Queríamos posibilitar que continuara la negociación. Si hubiéramos asumido desde el principio el proyecto del 30% estaríamos en un escenario de desarmonización. Nuestros pasos han permitido que no se consolide este escenario y continuar negociando.

– Si la armonización es tan importante para ustedes, ¿por qué aprobaron el 4 de septiembre con EA el proyecto foral que recogía un tipo desarmonizador del 30%? ¿Qué pasó entre el 4 de septiembre y el día en que presentan sus enmiendas contra su propio proyecto?

– A lo largo de julio y agosto el Ejecutivo foral tenía clara su obligación de presentar cuanto antes un proyecto. Para nosotros era inviable esa especie de limbo que existía. Acordamos aprobar un proyecto y tanto yo como mi partido establecimos la necesidad de la armonización con Álava yVizcaya.Nosotros aprobamos el proyecto del 30% con la vocación de abrir un proceso negociador con el resto de formaciones para llegar a un escenario de armonización.

– ¿Ese proceso negociador no se tenía que haber hecho de manera previa? ¿No creen que aprobar un proyecto del 30% sin creer en él es confundir a las empresas?

– En todas las negociaciones tiene que haber un resultante. En su día fue lo que decidimos, fue una decisión mejor o peor, pero había que proponer un proyecto.

– Deduzco, por lo que dice, que el PNV albergaba la esperanza de que EA apoyaría finalmente el 28%.

– Nosotros ponemos en marcha este movimiento para llegar a un acuerdo con el conjunto de fuerzas. Teníamos la convicción de que llegaríamos a un escenario armonizador. Desgraciadamente hemos observado que la posición pública de cada partido estaba tan establecida que no había opciones. Eso lo sabemos ahora, pero no lo sabíamos el 4 de septiembre.

– ¿Ha recibido presiones del Gobierno Vasco para evitar la ruptura de la unidad fiscal?

– Eso lo quiero dejar muy claro. La decisión de no entrar en un escenario de desarmonización y dar los pasos que hemos dado, como el decreto, es una decisión que hemos asumido los diputados del PNV y yo mismo como diputado general. Yo me responsabilizo de esta cuestión. No puedo negar y tengo que agradecer el apoyo que he recibido del Gobierno Vasco y de las diputaciones de Álava y Vizcaya. También agradezco el apoyo recibido por el conjunto de organizaciones empresariales del país y, fundamentalmente, de Adegi. Pero la decisión la asumí yo.

– Entonces, no ha habido presiones sino conversaciones…

– La convicción de que no podíamos entrar en la desarmonización no ha sido algo impuesto de manera externa a este diputado general. Es una convicción profunda mía.

– La oposición, en cambio, le ha acusado de falta de liderazgo y sumisión ante el Gobierno Vasco y el diputado general de Vizcaya.

– La crítica de la falta de liderazgo creo que procede de ese debate puesto en marcha por nosotros sobre la necesidad de llevar a cabo un liderazgo compartido. Cuando decimos que las cuestiones básicas y estratégicas de Gipuzkoa deben ser acordadas por el conjunto de instituciones y agentes, hablamos de liderazgo compartido. Ese mensaje se interpreta como un síntoma de debilidad por algunos formaciones que tienen una concepción caduca de lo que es gestionar la política en el siglo XXI. Para mí, liderazgo es acordar las cuestiones con el conjunto de las instituciones. Es el camino que voy a seguir.

 

PNV echa atrás la reforma del impuesto de sociedades en Gipuzkoa diciembre 5, 2007

Filed under: Berriak - Noticias,EAJ-PNV,Gipuzkoa,Impuesto de Sociedades,Markel Olano — Gipuzkoatik @ 12:17 pm

El PNV ha votado hoy en contra del proyecto de reforma del Impuesto de Sociedades de Gipuzkoa, por lo que la norma ha sido rechazada por las Juntas Generales y el tipo general se mantendrá en el 32,6%, el vigente hasta ahora.

El PNV ha sumado sus votos en contra a los del PP, EB y Aralar, por lo que el pleno de las Juntas Generales de Gipuzkoa ha rechazado el dictamen aprobado la semana pasada por la Comisión de Hacienda, que fijó el tipo general en el 30% con la abstención de la formación nacionalista.

Con el cambio de sentido de su voto, el PNV echa atrás el proyecto de reforma elaborado y aprobado por el consejo de diputados que preside y fuerza que se mantenga un tipo general del 32,6%, lo que rompe la armonización fiscal en Euskadi.

 

El EBB decidió que el PNV enmendara el Impuesto de Sociedades octubre 25, 2007

Filed under: Berriak - Noticias,Gipuzkoa,Impuesto de Sociedades — Gipuzkoatik @ 12:31 pm

Eso dice Pello González.

El diputado foral de Hacienda y Finanzas, Pello González (EA), lamentó ayer que el proyecto de norma del Impuesto de Sociedades presentado por la Diputación quiera ser modificado por el otro socio del Gobierno del territorio, el PNV, una decisión que, afirmó, proviene de la ejecutiva de la formación jeltzale, el Euskadi Buru Batzar (EBB).

En un encuentro informal con los medios de comunicación ayer en Donostia, González mostró su pesar por el hecho de que los junteros del PNV hayan presentado una serie de enmiendas para, entre otras cuestiones, bajar el tipo general del impuesto al 28%, igual que el aprobado en Bizkaia y Álava pero dos décimas menos del 30% que incluye el proyecto de la Diputación.

El responsable de la Hacienda guipuzcoana explicó que este asunto “no tiene por qué afectar” a las relaciones de los socios del Gobierno foral y reveló que los diputados forales del PNV han explicado que su posición responde a una “reflexión de partido a nivel de país” y fue decidida por el EBB para defender la armonización fiscal.

El diputado foral recordó que el grupo juntero del PNV ha presentado enmiendas también para eliminar algunas deducciones y beneficios fiscales a la innovación previstas en el texto aprobado en el Consejo de Diputados, unas ventajas en el tributo en las que EA hizo en su día especial hincapié. González dejó entrever que la última propuesta del PNV para eliminar esas deducciones dificulta un acuerdo con EA en la votación de la reforma del impuesto en Juntas Generales.

Y en este punto el diputado foral de Hacienda quiso lanzar la advertencia sobre la posibilidad de que el proyecto de norma sea devuelto al Gobierno de la Diputación, lo cual supondría mantener el tipo general actual, situado en el 32,6%, y no incluir la serie de deducciones que contempla el texto. “El PNV desea que el impuesto quede armonizado con Bizkaia y Álava, pero al final lo que puede ocurrir es que el tipo se quede en el 32,6%, de modo que la diferencia respecto a los otros dos territorios sería aún mayor“, lamentó González. El responsable de Hacienda reconoció que en el Impuesto de Sociedades existe un “desencuentro importante” entre los dos partidos que conforman el Ejecutivo foral y admitió que “no es una situación normal” que el PNV, formación del diputado general, quiera votar en contra de un proyecto aprobado por el propio Markel Olano.

González compareció ante los medios junto a todo su equipo directivo en el departamento de Hacienda y Finanzas. Así, estuvieron presentes el director general, Pedro María Ruiz de Azua; el director de política fiscal, Aitor Orena; el director de Finanzas y Presupuestos, Martín Beramendi; y el presidente del Tribunal Económico-Administrativo, Antonio Alberdi.

El diputado foral detalló que las enmiendas a la totalidad del proyecto de norma del Impuesto de Sociedades presentadas por EB-Berdeak y Aralar se debatirán previsiblemente dentro de dos semanas. Si decaen, se abrirá el plazo para el debate de las enmiendas parciales, de manera que el proyecto podría ser aprobado a primeros de diciembre.

González insistió en que el tipo general no es lo más importante del Impuesto de Sociedades. Unas 1.700 empresas de las 22.000 que cumplen en Gipuzkoa con este tributo estarían incluidas en el grupo que es gravado con el tipo del 30% que contempla el proyecto de norma para las sociedades que no son pymes ni tienen carácter especial (patrimoniales, cooperativas, etc.).

Por último, el diputado foral informó de que el próximo 8 de noviembre se celebrará un acto en la sede del Parlamento Europeo de Bruselas para dar a conocer el Concierto Económico y las peculiaridades del sistema fiscal vasco, dentro de las actividades del lobby que la Diputación de Gipuzkoa pretende realizar para defender su competencia fiscal.

Por su parte, Ruiz de Azua repasó la recaudación de Hacienda en los impuestos de la Renta, Patrimonio y Sociedades. Sobre este último informó de que el erario ha ingresado en sus arcas 401 millones de euros a través de un total de 7.598 declaraciones positivas y ha devuelto 72,1 millones por las 2.929 negativas.

 

Y volvemos al 28% octubre 10, 2007

Filed under: Berriak - Noticias,Gipuzkoa,Impuesto de Sociedades,Markel Olano — Gipuzkoatik @ 1:41 pm

Parece que intentamos volver al 28% en el Impuesto de Sociedades. Veremos si sale adelante

El secretario general del PSE de Gipuzkoa, Miguel Buen, anunció hoy que el grupo juntero del PNV ha presentado una batería de enmiendas “muy amplia” al proyecto de norma foral de reforma del Impuesto de Sociedad que acordaron la formación jeltzale y EA en el Gobierno foral, en el que plantea un tipo del 28% frente al 30% que se aprobó en consejo de diputados.

Buen indicó que “se entendía” que ese proyecto era de “PNV y EA” y lo ocurrid ahora supone “una desautorización total del diputado general, Markel Olano” y un “escándalo político“.

Además, señaló que si Olano apoya las enmiendas, una de ellas la establecer el tipo en el 28%, “deja de tener su función como diputado general para ser un mero delegado del Gobierno vasco en Gipuzkoa“.

Buen realizó estas declaraciones en San Sebastián, tras participar en la concentración que tuvo lugar frente al Ayuntamiento de la capital guipuzcoana como protesta al atentado de ETA ayer en Bilbao contra el escolta Gabriel Ginés. A su juicio, si Olano apoya la batería de enmiendas del grupo juntero del PNV a la norma foral “subordina los intereses de Gipuzkoa a lo que le manda su partido“, lo que calificó de “escándalo político“.

A su juicio, este hecho “denota una falta total de liderazgo por parte de Olano” y señaló que “quizá por eso se dedica a ofrecer el crear lobbys de presión en lugar de liderar Gipuzkoa“. Finalmente, reiteró que Olano “no lidera Gipuzkoa” y opinó que “va a seguir así si sigue como diputado general“.

Por su parte, Olano, tras participar en la concentración que tuvo lugar frente al Palacio foral de San Sebastián también como muestra de repulsa al último atentado de ETA, no quiso manifestarse sobre las enmiendas presentadas por el PNV. Además, aseguró que se trata “de una cuestión que viene desde hace muchos meses atrás y no es novedosa“.